17 feb 2020

Ir a contenido

Cifras en aumento

Ya son 908 los fallecidos y más de 40.000 casos de coronavirus en China

Las autoridades chinas aseguraron haber realizado seguimiento médico a 399.487 pacientes en contacto cercano con los infectados

El Períodico

Los 65 fallecimientos tuvieron lugar en la provincia de Hubei. / AFP

Los 65 fallecimientos tuvieron lugar en la provincia de Hubei.
Control en Hong Kong.

/

La Comisión Nacional de Salud de China elevó el número de muertos por el coronavirus causante de la neumonía de Wuhan a 908 entre los 40.171 contagiados diagnosticados en el país asiático.

Según la fuente, hasta la pasada medianoche local (16.00 GMT del domingo), se habían registrado 6.484 casos graves, al tiempo que destacó que 3.281 personas habían sido dadas de alta tras superar la enfermedad.

Continúan con la vigilancia

Por el momento, la Comisión aseguró haber realizado seguimiento médico a 399.487 pacientes en contacto cercano con los infectados, de los cuales 187.518 siguen en observación. De estos últimos, 23.589 son casos sospechosos de haber contraído el virus. Los datos de hoy suponen un aumento de 97 muertos respecto al parte de ayer, además de sumar a lista a otros 3.062 infectados.

No obstante, también añadió 632 nombres a la nómina de pacientes dados de alta. De los 97 decesos, 91 se certificaron en la provincia de Hubei, de la que Wuhan es capital y epicentro del brote, y que permanece en cuarentena 'de facto' desde el pasado 23 de enero.

Los seis casos restantes se distribuyeron en las provincias de Anhui (este, dos muertes), Jiangxi (este), Heilongjiang (noreste), Hainan (sur) y Gansú (centro-norte). Asimismo, Hubei concentra 2.618 de los 3.062 nuevos positivos de coronavirus.

El coronavirus en el mundo

Hasta la fecha, todos los decesos menos dos -los citados de Filipinas y Hong Kong- se han producido en la China continental y, aunque una veintena de países cuentan con casos diagnosticados de neumonía de Wuhan, China acapara en torno al 99 % de los infectados.

Los síntomas del nuevo coronavirus, denominado 2019-nCoV, son en muchos casos parecidos a los de un resfriado, pero pueden venir acompañados de fiebre y fatiga, tos seca y disnea (dificultad para respirar).