03 dic 2020

Ir a contenido

Operación policial

Golpe a una red de estafadores de coches de lujo importados de Alemania

La Policía ha constatado al menos 27 víctimas en varias provincias de España

El Periódico

Desarticulada una organización que habría estafado cerca de un millón de euros en la compraventa de vehículos de lujo procedentes de Alemania. / POLICÍA NACIONAL

La Guardia Civil y la Policía Nacional han desarticulado una red que habría estafado casi un millón de euros con la venta de coches de lujo procedentes de Alemania a al menos 27 víctimas. Según informan ambos cuerpos, han sido detenidas siete personas e investigada otra por estos delitos.

Las pesquisas se iniciaron a raíz de la denuncia de una víctima en Navarra que manifestó que había sido estafada en la compra de un coche de alta gama. Al contrastar esta denuncia, los investigadores constataron que había más casos en Madrid, Pamplona, Sevilla y otros puntos de España.

La organización ofertaba, mediante empresas de compraventa de vehículos, anuncios de automóviles de alta gama importados de Alemania, a precios muy competitivos de acuerdo con el sector. 

Una vez anunciados, ofrecían sus servicios como intermediarios en la compra del mismo, pudiendo el cliente elegir el coche que deseara y que estuviera disponible en los concesionarios alemanes, gestionando la empresa la documentación y el traslado.

Pago por adelantado

Para ganarse la confianza de las víctimas, los integrantes de la organización solicitaban el pago por adelantado a supuestos “comerciales” que formaban parte de la red delictiva, y gestionaban viajes a Alemania para que los interesados pudieran comprobar la existencia del vehículo y probarlo. 

Posteriormente, solicitaban a las víctimas el abono total del vehículo con la promesa de recibirlo en un plazo de entre 10 y 15 semanas. Pasado ese tiempo, el cliente no lo recibía, comenzando los responsables de la red con respuestas evasivas hasta que cerraban la sociedad y se trasladaban a otra ciudad.

Cabe destacar que para cometer las estafas, la organización empleaba cuatro sociedades gestionadas por el cabecilla. Para ello, abrían oficinas o sucursales en Barcelona, Málaga y Sevilla que cambiaban de ubicación cada pocos meses.

Los agentes detuvieron en Aljarafe (Sevilla) al líder de la organización, así como a la localización, en Dos Hermanas, de un vehículo importado que había sido abonado al completo por una de las víctimas y que el cabecilla había puesto a nombre de una de las empresas de la trama.

Los otros seis implicados fueron detenidos en varias provincias de España, en tanto que se practicaron dos registros domiciliarios donde se recuperó un vehículo de alta gama, diversas joyas y efectos personales, dispositivos informáticos y 25.450 euros en efectivo.