25 sep 2020

Ir a contenido

ESPECTÁCULO AL LADO DEL MAR

La Fura del Baus inaugura la primera feria de Navidad del Port Vell

El encendido de las luces da paso al espectáculo 'Esfera humana', una alegoría a los objetivos de desarrollo sostenible

El Periódico

Encendido de las luces de la feria de Navidad del Port Vell. / XAVIER GONZÁLEZ

Un espectáculo de la Fura del Baus ha inaugurado este sábado la feria de Navidad del Port Vell de Barcelona, la primera que celebra la ciudad al lado del mar. El grupo tetral y su macroespectáculo 'Esfera humana' han protagonizado el encendido de las luces con una alegoría a los objetivos de desarrollo sostenible.

Una estructura esférica suspendida en el aire con 42 acróbatas del Institut del Teatre, acompañada por la voz de la solista Alba Fernández Cano, ha sobrevolado la plaza de Portal de la Pau en una alegoría también a la importancia de la colaboración y la conexión de las personas para dar respuesta a los grandes retos globales.

El elemento agua ha hecho acto de presencia cuando un laúd tripulado por cuatro remeros del Club Marítimo de Barcelona, con una bailarina a bordo, ha navegado hasta el pesebre flotante situado en la lámina de agua frente a la Rambla de Mar. Allí, la bailarina ha desembarcado y ha encendido el nacimiento con un baile artístico, informa Efe.

El director de Port de Barcelona, José Alberto Carbonell y un grupo de niños, hijos de trabajadores del puerto, han pulsado el botón que ha hecho oficial el encendido y ha dado paso al espectáculo de luces, música y color del árbol que preside la feria, el más grande de Catalunya con 31 metros de altura.

El acto se iba a celebrar el pasado jueves, pero se pospuso por las condiciones climatológicas a causa de las intensas lluvias en la ciudad.

Un carrusel clásico y una noria

La feria, que se celebrará hasta el próximo día 5 de enero, está pensada para todos los públicos, especialmente, para los más pequeños, que podrán disfrutar de un carrusel clásico y una noria con vistas a todo el litoral, que se suman a las casetas de madera y a la zona gastronómica que completan esta feria al lado del mar.

Se calcula que alrededor de un millón de personas visitarán esta feria, que coincide con la celebración del 150º aniversario del puerto de Barcelona, durante casi el mes que estará en funcionamiento.