Ir a contenido

MEDIO AMBIENTE

Pedro Sánchez visita los últimos preparativos para la Cumbre del Clima

El presidente en funciones ha declinado declaraciones a la prensa

Han saludado los trabajadores y voluntarios que han preparado el recinto

Pedro Sánchez visita las instalaciones de la Cumbre del Clima. / EUROPA PRESS

El presidente del gobierno en funciones, Pedro Sánchez, y la ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Rivera, han visitado hoy las instalaciones del Ifema en Madrid donde se va a celebrar la Cumbre del Clima que se inicia este lunes, 2 de diciembre. 

El presidente no ha hecho declaraciones a la prensa, sinó que ha preferido lanzar un mensaje a través de las redes sociales. Refiríendose a la cumbre, ha expresado que "es es clave para lograr una acción climática más ambiciosa, justa e inclusiva".  

La ministra de Transición Ecológica en funciones, Teresa Ribera, ha asegurado que el objetivo de la Cumbre del Clima (COP25) es salir de ella "convencidos" de que está "garantizada" la voluntad de "acelerar la acción en materia del cambio climático" por parte de todos los países que van a participar en la Cumbre y a partir de 2020.

"Los distintos países tienen que comunicar que para esas ambiciones están perfectamente preparados", ha insisto la ministra en declaraciones a los medios y acompañada de la ministra Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt, y de la Secretaria Ejecutiva de ONU Cambio Climático, Patricia Espinosa después de su visita a las instalaciones de IFEMA donde se celebrará la COP25.

En concreto, 1.500 empleados son los que están finalizando los montajes de la Cumbre Mundial del Clima (COP 25) este fin de semana, mientras que 4.000 personas formarán parte del staff técnico, más los 2.000 voluntarios al día, según ha informado el Gobierno. Por otro parte, habrá más de 200 personas trabajando de la Administración General del Estado e Ifema contratará a 300 personas para dar soporte director a la organización de la ONU, con 50 ingenieros en el Centro de Coordinación de red. 

La Cumbre del Clima se ha organizado en tiempo récord, tan sólo se ha tenido un mes desde que se decidiera que no se celebraba en Chile por los disturbios que se viven en el país y Sánchez ofreciera Madrid como alternativa como una muestra más del compromiso del Gobierno de España para luchar contra el cambio climático y los objetivos de desarrollo sostenible, recogidos en la Agenda 2030 de Naciones Unidas.