Ir a contenido

INMIGRACION EN MELILLA

Una patera con siete niños y 74 mujeres migrantes llega a las Islas Chafarinas

La oenegé Ca-minando Fronteras' informa de que tres de ellas están embarazadas y una a punto de dar a luz

Europa Press

Miembros de Open Arms rescatan a una inmigrante camerunesa que trataba de sobrevivir en el Mediterráneo después de que su patera naufragara. 

Miembros de Open Arms rescatan a una inmigrante camerunesa que trataba de sobrevivir en el Mediterráneo después de que su patera naufragara.  / PAU BARRENA (AFP)

Una patera con siete niños y 74 mujeres, de ellas tres embarazadas y una a punto de dar a luz, ha llegado este lunes a las Islas Chafarinas, según ha informado una representante de la ONG 'Ca-minando Fronteras'.

La Delegación ha confirmado la llegada de migrantes, pero aún no ha precisado el número exacto ya que por las malas condiciones climatológicas aún no han podido trasladarse al archipiélago español para su evacuación a Melilla.

Según ha indicado a través de las redes sociales Helena Maleno, de la ONG Ca-minando Fronteras, esta mañana han llegado 74 mujeres y siete niños a las Islas Chafarinas". "Al menos tres embarazadas y una dice estar a término de la gestación", ha detallado.


Maleno ha añadido que "han sufrido fuertes lluvias y necesitan ayuda". Sin embargo, ha admitido que "desafortunadamente el mal tiempo no permite por el momento a los militares españoles acercarse a la isla".

La activista de derechos humanos ha confiado en una pronta solución "para hacerlos salir del frío, y protegerlos". "¡Inshallah!", ha apuntillado, una palabra que, traducida del árabe al español, significa "Si Dios quiere".

Entrada a España

Las últimas pateras que llegaron a las Islas Chafarinas fueron a finales de octubre de 2019, cuando arribaron 37 inmigrantes al archipiélago español en dos embarcaciones, una con siete sin papeles el sábado 26 de octubre y otra con 30 el domingo 27.

Las dos desembarcaron en la Isla del Congreso, perteneciente a las Chafarinas, situadas a 1,9 millas de la costa marroquí y a 27 de la de Melilla, y posteriormente fueron evacuados a la ciudad autónoma.

La Delegación del Gobierno evita precisar cuál es el futuro de estas personas, pero, atendiendo a lo que ha sucedido hasta ahora cada vez que llegan inmigrantes a las islas y peñones de soberanía española en el norte de África, los varones mayores de edad suelen ser devueltos a Marruecos para evitar que estos puntos se conviertan en una zona de entrada de inmigración ilegal.

Razones humanitarias

En cambio, las mujeres de más de 18 años y los niños son acogidos en Melilla por razones humanitarias, de acuerdo con la legislación española. Cuando hay varones mayores de edad que reúnen los requisitos para solicitar el asilo, como en el caso de sirios, tampoco son expulsados, al tratarse de personas procedentes de un país en guerra, a diferencia de las personas que proceden del África subsahariana, que son considerados "inmigrantes por razones económicas" y, por tanto, no pueden invocar el estatuto de refugiados.

Las islas y peñones de soberanía española en el norte de África se convirtieron en el último verano en punto importante de entrada de inmigrantes ante las dificultades que entraña saltar la doble valla que separa Melilla de Marruecos, debido a la mayor vigilancia de la alambrada, tanto por fuerzas policías marroquíes como españolas.