Ir a contenido

LOCALMENTE FUERTES

Tormentas intensas en el litoral catalán este martes

Las comarcas de Barcelona y Tarragona podrían ser las más afectadas

Aguacero en Barcelona.

Aguacero en Barcelona. / Agencias

El buen tiempo deja paso este martes a tormentas que pueden ser intensas en el litoral y prelitoral catalán. La Dirección General de Protección Civil y Emergencias ha alertado por lluvias intensas y tormentas generalizadas que dejarán cantidades importantes en la Península y Baleares en prácticamente cualquier punto aunque destaca que revestirán especial importancia en zonas del este de Castilla-La Mancha y en la Comunidad Valenciana, donde se podrán acumular hasta 40 litros por metro cuadrado en una hora.

Las lluvias se concentrarán en las comarcas de Barcelona y Tarragona, aunque a lo largo de la tarde se podrían extender también hacia Girona, según informa el Servei Meteorològic de Catalunya (SMC).

La posibilidad de chubascos aislados, sin embargo, se extienden a toda Catalunya, con intensidades entre débiles y moderadas. Solo están previstas tormentas fuertes en las zonas costeras. Las temperaturas máximas descienden pero se mantendrán las mínimas.

Las precipitaciones forman parte de un episodio generalizado por el avance de una depresión de aire frío que afecta este lunes a 38 provincias españolas, por lluvias intensas que pueden ir acompañadas de granizo, según informa la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

La situación más grave se prevé en Castilla-La Mancha, Albacete y Cuenca, donde están en aviso naranja por lluvias, tormentas y acumulaciones de 30 litros por metro cuadrado en una hora. En el resto de la península, hay alerta amarilla por lluvias intensas en Andalucía, Comunidad Valenciana y Aragón, y no tan intensas en el resto.

En la zona de Madrid se esperan tormentas que podrían ir acompañadas de granizo. También en Navarra y la Comunidad Valenciana. 

Consejos para los conductores

Ante las lluvias intensas, Protección Civil recomienda a los conductores que disminuyan la velocidad, extremen las precauciones y no se detengan en zonas donde pueda discurrir gran cantidad de agua. En caso de tener que viajar, aconseja procurar circular preferentemente por carreteras principales y las autopistas.

En caso de tormentas súbitas y lluvias intensas aconseja tener en cuenta el lugar donde se aparcan los vehículos ya que el rápido ascenso del nivel de las aguas puede dañar los vehículos aparcados sobre zonas inundables y además arrastrarlos y provocar daños a bienes ajenos e incluso obstaculizar el flujo natural de la corriente.

Además, añade que si comienza a llover de manera torrencial, los ciudadanos han de pensar en que existe riesgo de inundación, por lo que recomienda no atravesar con el vehículo ni a pie los tramos inundados, porque desconoce lo que puede haber debajo del agua y localizar los puntos más altos de la zona. También recuerda que no se debe tratar de salvar el automóvil en medio de una inundación.

Para quienes se encuentren en el campo, Protección Civil recomienda alejarse de ríos, torrentes y zonas bajas de laderas y colinas y evitar atravesar vados inundados.

Igualmente aconseja dirigirse a los puntos más altos de la zona y estar informado en todo momento sobre la posible evolución de los cambios meteorológicos ante el difícil pronóstico de los fenómenos tormentosos.

Frente al riesgo de tormentas, Protección Civil recuerda que el peligro de las tormentas para las personas se produce, fundamentalmente, en campo abierto. En todo caso, insiste en que los núcleos urbanos hay también peligro de caída de rayos por lo que conviene colocarse cerca de los edificios para protegerse.

Dentro de las viviendas aconseja evitar las corrientes de aire y recuerda a los conductores que un vehículo cerrado puede ser un buen refugio.

En caso de que las personas que se vean sorprendidas por una tormentas en el campo, añade que se debe evitar correr y permanecer en lugares elevados, como los altos de las colinas, crestas o divisorias, así como no refugiarse bajo los árboles y alejarse de alambradas y objetos metálicos.