Ir a contenido

SINIESTO MORTAL

Los testigos del accidente aéreo de Mallorca: "Las dos aeronaves se han deshecho como si fueran de papel"

La gente que ha visto la colisión en pleno vuelo de un helicóptero y un ultraligero aseguran que el ruido ha sido "horrible", como si se hubiera derrumbado una vivienda

Pep Córcoles (Diario de Mallorca)

Un camión de bomberos, junto a restos de uno de los aparatos que ha colisionado en pleno vuelo este domingo.

Un camión de bomberos, junto a restos de uno de los aparatos que ha colisionado en pleno vuelo este domingo. / Efe / lliteres

Eran las 13.30 pasadas y los vecinos y veraneantes de la zona rural de Can Caponet, es Pou d’en Tarí y del camino Vell de Costitx, en el municipio de Inca, estaban comiendo o preparando la comida dominical. De pronto han escuchado un estruendo inexplicable "como si se derrumbara un edificio", ha dicho alguno.

Otros han visto algo que les ha dejado perplejos: una colisión entre dos aeronaves en pleno cielo, sobre sus casas. "Estaba en la piscina, sobre una colchoneta, cuando de pronto he visto la colisión sobre mí, no podía creerlo, era algo que solo pensaba que podía haber visto en el cine", ha dicho una de las testigos.

Toni Carbonell, propietario de s’Hort de Can Blai, estaba fuera de su vivienda en ese momento. "Los dos aparatos se han superpuesto, o esa ha sido mi impresión. El helicóptero ha tocado con sus aspas el ala de la avioneta y se han deshecho como si fueran de papel", explica.

Aparatos "despedidos"

Carbonell agrega que, al colisionar, los dos aparatos "han salido despedidos; la avioneta hacia una finca distante unos cien metros de mi casa y el helicóptero algo más lejos, en las inmediaciones de la finca de Can Jaume, creo que en la finca de Ca la Veritat".

Otros testigos aseguran que las dos aeronaves se han deshecho en el aire. Lo verifican la gran cantidad de restos que han quedado escampados en varios centenares de metros a la redonda. En la propia finca de Can Blai se podían ver las aspas del helicóptero y, a pocos metros, otros fragmentos irreconocibles. Algo más cercano a la avioneta, en la confluencia del camino Vell de Costitx y el del Pou d’en Tarí, se veían ante la puerta de una casa un fragmento de alerón que Marina Romero, una de las testigos, mostraba a 'Diario de Mallorca'.

Un ruido enorme

Marina no ha visto directamente la colisión, estaba comiendo con su suegra y, juntas, han escuchado un gran estruendo. "Parecía que un edificio se hubiera caído, o esa fue mi percepción", dice Marina. Su suegra Catalina Payeras indica: "A mí me ha parecido un trueno, un cañonazo, pero inmediatamente le he dicho a Marina que eso no era un ruido normal, que seguro que había pasado algo grave. Hemos salido fuera y hemos visto humo como a unos cien metros de nuestra finca.

Los vecinos refieren que en la zona siempre hay mucho tráfico aéreo. Yolanda Romero afirma que "las avionetas siempre vuelan muy bajas por aquí. Vienen del aeródromo de Binissalem". La vecina se ha lamentado de que "muchas veces hemos comentado con gente de la zona que cualquier día ocurriría algo de esto, porque las avionetas pasan a pocos metros sobre nuestras casas".

Desde la piscina

Maria López es otra de las testigos presenciales. Se encontraba en su piscina cuando ha ocurrido todo. Su versión del relato difiere algo de la de Toni Carbonell, pues sostiene que "se han acercado mucho y el helicóptero ha tocado con sus aspas el ala de la avioneta. Esta parecía de papel y ha comenzado a perder piezas y deshacerse, hasta caer algo alejada". Por lo que se refiere al helicóptero, Maria manifiesta que "se le han desprendido las aspas, que han caído cerca de la finca de Can Blai, y el aparato ha empezado a dar vueltas sin control sobre sí mismo para caer en la finca de Ca la Veritat, al otro lado del camino de donde está la mía".

Yolanda Romero y su marido han sido de los primeros vecinos en acudir. "Las puertas estaban cerradas, saltamos la verja y con otros vecinos fuimos a intentar apagar las llamas. Desde la casa vecina intentaban hacerlo con una manguera de jardín. Pero al acercarnos, el helicóptero ha explotado. Hemos hecho una cadena humana y lo hemos apagado con cubos". Maria agrega: "En ese momento hemos podido ver al menos tres cadáveres, uno de ellos de un niño".

De alquiler vacacional

La vivienda donde ha caído el helicóptero es de alquiler vacacional y justo hacía unas horas que había sido desalojada por los inquilinos. La propietaria explica que esperaban a otros para el próximo viernes. "Seguramente no podremos alquilarla por ahora, ya que hay graves desperfectos debido al impacto de los fragmentos en el tejado y en la finca".