06 jun 2020

Ir a contenido

Servicio marítimo

La playa de Cubelles donde murió un hombre tenía servicio de rescate "temporal"

El aumento del salario mínimo interprofesional y las exigencias de la Generalitat han provocado el rechazo de las empresas de socorrismo al inicio de la temporada estival

Playa de la Mota de Sant Pere con los polémicos carteles

Playa de la Mota de Sant Pere con los polémicos carteles / Gemma Sanchez (ACN)

El ayuntamiento de Cubelles ha asegurado que la playa donde este domingo murió un hombre ahogado dispone de un servicio de rescate "temporal"  hasta que no se despliegue el servicio completo. El consistorio ha corregido las últimas informaciones del fin de semana, después de que Protección Civil asegurara que no había socorristas, tal como indican unos carteles en la playa todavía visibles este lunes.

De hecho, el mismo Ayuntamiento lo había advertido dos días antes de que se activara "un servicio de vigilancia marítima hasta que se implantara el servicio de socorrismo". Con todo, la alcaldesa, Rosa Fonoll, ha asegurado que el servicio temporal garantiza la supervisión de las playas a pesar de disponer de menos efectivos y ha lamentado que el dispositivo completo se haya retrasado a causa de diversos cambios de leyes estatales y autonómicas. 

Fonoll ha detallado que el Ayuntamiento abrió en octubre el primer concurso para licitar el servicio de salvamento en las cuatro playas del municipio, por un importe de 95.000 euros. Según la alcaldesa, la aprobación estatal del nuevo salario mínimo interprofesional afectó a las empresas de contratación de socorristas, quienes tenían que subir el sueldo de los trabajadores. Esto, ha señalado Fonoll, condicionó el concurso hasta el punto de que ninguna compañía acabó presentándose.

Ante esta situación, el Ayuntamiento convocó otra licitación que volvió a quedar desierta. La alcaldesa lo ha atribuido al hecho de que el aumento salarial coincidió con un endurecimiento de la formación que la Generalitat exige a los socorristas. "Todos estos requisitos perjudican a los Ayuntamientos y a las empresas que deben de prestar el servicio" ha criticado Fonoll, que lamenta que otros municipios de la comarca no se hayan encontrado con estas dificultades porque aún mantienen vigente el contrato firmado hace dos años. En cambio, en Cubelles había caducado la concesión y era necesario hacer una nueva.  

Después de los dos concursos sin respuesta, finalmente el consistorio abrió un tercero incrementando su precio, con una concesión de 115.000 euros que sí que atrajo a dos empresas. Fonoll ha celebrado que después de todo ya haya una compañía con el servicio adjudicado, 'Aunar', pero ha lamentado el retraso que esto ha supuesto en el despliegue de los socorristas en las playas: el concurso no se resolvió hasta el pasado 1 de julio y la empresa tiene un margen de 15 días para asumir el servicio. 

Confusión sobre la "vigilancia marítima" temporal

Ante el aumento de bañistas en las playas y la imposibilidad de que 'Aunar' asuma el servicio antes del 15 de julio, el consistorio ha hecho una adjudicación temporal a la segunda empresa clasificada mediante un contrato menor. El pasado viernes el consistorio emitía un comunicado donde afirmaba que "comienza un servicio de vigilancia marítima mientras se implanta el servicio de socorrismo" y mantenía en las playas unos rótulos informativos en los cuales se advertía de la falta de socorristas.

Aún así, este lunes Fonoll ha asegurado que el dispositivo temporal "también es de socorrismo, con todas las garantías". Según la alcaldesa, la única diferencia respecto al dispositivo completo radica en el número de efectivos. Ahora hay cuatro vigilantes en la arena, sin la tradicional torre de vigilancia, dos motos acuáticas y un quad terrestre, mientras el servicio completo prevee 12 socorristas. 

Falta de banderas y numerosos rescates

En cuanto a la polémica por la falta de señalización del estado del mar con banderas, Fonoll lo ha atribuido a un "descuido". Según la alcaldesa, cuando este domingo murió un hombre ahogado en la playa de la Mota de Sant Pere, habría sido necesario hizar previamente la bandera roja, ya que el estado del mar era inapropiado para el baño. Aún con todo, ha relatado que los socorristas no la habían colocado porque no se les había pedido el uso de banderas durante el fin de semana. Al mismo tiempo, ha asegurado que a primera hora de la mañana los socorristas tuvieron que atender a numerosos bañistas que no podían salir del agua. 

En este sentido, ha confirmado que el servicio de salvamento atendió a 27 personas que no podían salir del agua en la misma playa en la que murió el hombre ahogado. Respecto al suceso mortal, la alcaldesa ha puntualizado que la víctima era un hombre de 47 años y vecino de Sabadell, quien estaba de visita puntual en el municipio y se encontraba indispuesto cuando entró al agua, según relató a la policía un testigo que había ido con él a la playa. 

Los vecinos reclaman más previsión

Mientras tanto, la Asociación de Vecinos de la Mota de Sant Pere ha lamentado la muerte del bañista y ha instado al Ayuntamiento a "actuar con más previsión" para evitar sorpresas durante las licitaciones. El presidente, Antonio Lozano, ha asegurado que el vecindario está "muy preocupado" por el retraso en el dispositivo completo, ya que recuerda que en las playas solía haber socorristas desde finales de junio. Lozano ha remarcado que las playas de Cubelles acogen miles de bañistas cada día y ha pedido al Ayuntamiento una reunión formal para los próximos días en la que tratar el tema de la seguridad.