Ir a contenido

EL OCIO ESTIVAL INFANTIL

'Esplais' y 'casals d'estiu' movilizan a decenas de miles de niños en Catalunya

Ayudas anónimas permiten que muchos menores sin recursos puedan disfrutar en verano

Óscar Hernández

Un grupo de niños y niñas con sus monitores en una actividad de Fundesplai, el verano pasado.

Un grupo de niños y niñas con sus monitores en una actividad de Fundesplai, el verano pasado. / Fundesplai

Decenas de miles de niños y jóvenes acaban esta semana el periodo escolar y se adentran en el ocio estival pero con un fin educativo y solidario. Arrancan las actividades de verano, 'casals d'estiu' y colonias en su mayoría, que no solo les aproximan a la naturaleza, sino también a la solidaridad y la empatía. Y para las familias que carecen de recursos para costearse este verano diferente hay becas que, gracias a la ayuda de donantes anónimos, empresas e instituciones, se distribuyen a través de los principales mayoristas del sector del ocio infantil estival.

Uno de los gigantes del sector, la Fundació Pere Tarrés, organiza colonias y casals d'estiu para más de 34.000 menores, un 35% del total de chicos y chicas que participan cada año en actividades de ocio estival organizadas. El Moviment de Centres d'Esplai Cristians Catalans de la Fundació Pere Tarrés desarrolla más de 450 actividades este verano.

"Los padres cada vez están más preocupados por ofrecer a sus hijos e hijas una educación lo más complementaria posible y el verano es el momento en el que se pueden trabajar otras habilidades y aficiones diferentes al currículum escolar", indica Albert Riu, portavoz de la Fundació Pere Tarrés.  Esta entidad ofrece este año como novedad colonias de arte, cine y fútbol.

Desde teatro y circo a los robots

También hay unas colonias en Mallorca. Y repiten con otras que el año pasado tuvieron mucho éxito: las multideportivas, las de cocina y la dedicada a recorrer Menorca en bicicleta. Teatro, baile, robótica, diseño de vídeojuegos  y moda son otras propuestas, a las que se añaden incluso algunas actividades íntegramente en inglés (deportes acuáticos, de aventura e hípica). Para Riu, este año uno de los objetivos más importantes de sus actividades es "la promoción de los hábitos saludables".

Y para las familias que prefieren tener estos días a sus pequeños cerca de casa, están los 'casals d'estiu', cuyas estancias suelen ser más cortas. La Pere Tarrés  tiene como eje temático este año el circo. "Los participantes podrán adentrarse en el mundo del circo con la colaboración de Circ Raluy Legacy. Tendrán la misión de ayudar a los personajes del circo a reconstruir un espectáculo olvidado mientras trabajan la cooperación y el trabajo en equipo", aseguran en la fundación.

Igualdad de género

Fundesplai, otro de los grandes organizadores de actividades de verano para niños y niñas, ofrece 72.000 plazas (un mismo menor puede utilizar varias plazas en distintas actividades) a partir de este fin dc semana. "Este año todas nuestra actividades se centran en el contacto con la naturaleza y trabajar los valores, pero también nos centramos en fomentar la igualdad de género y la violencia cero, con el lema 'Encoratge't', que llevamos en las camisetas", explica Josep Maria Valls Hausmann, portavoz de Fundesplai, entidad que agrupa a 115 esplais.

Esta asociación lúdica aconfesional destaca, entre otras muchas actividades, el voluntariado ambiental, campos de trabajo en los que jovenes de 13 a 17 años realizan activiades como "preparar un campo para que pueda pastar el ganado o construir casetas para las abejas". "Al final no son unas vacaciones, sino actividades con un interés educativo, en las que se fomenta la amistad y la autonomía", añade Valls.

Becas para los que no pueden pagar

Tanto Pere Tarrés como Fundesplai fomentan la participación del máximo número de menores posible, inluidos aquellos a los que su situación económica familiar no lo permite. Para ello, recogen donativos y fomentan becas con recursos propios. El 10% de los participantes en las actividades de Fundesplai están becados. "El 29% de los menores viven en una situación precaria", recuerda Valls.

Fundesplai y Pere Tarrés favorecen la recogida de donativos desde sus paginas web. Se puede aportar cualquier cantidad. Aunque el récord lo ostenta una mujer que este año ha entregado 10.000 euros a la Fundació Pere Tarrès para permitir que muchos niños disfruten y aprendan estas vacaciones.

Temas: Jóvenes Niños