Ir a contenido

20J DÍA MUNDIAL DE REFUGIADO

España doblará en 2019 la cifra récord de solicitudes de asilo recibidas de 2018

Hasta mayo se han registrado 46.596 solicitudes frente a las 54.065 de 2018 pero cien mil peticiones sólo supondrían un 0,2% de la población

La crisis de Venezula y en varios países de Centroamérica disparan las peticiones y agravan la lista de espera pese a los mayores recursos que hay ahora

Nacho Herrero

Yahya Diallo, solicitante de asilo mauritano, durante la presentanció del informe CEAR en el que se avanzaron las cifras de 2019

Yahya Diallo, solicitante de asilo mauritano, durante la presentanció del informe CEAR en el que se avanzaron las cifras de 2019 / Miguel Lorenzo

España registró en 2018 un récord de 54.065 solicitudes de asilo admitidas a trámite pero la tendencia de este 2019 es a doblar esa cifra. Así se desprende de las 46.596 peticiones que ya han sido aceptadas para estudiar hasta mayo, según avanzó CEAR en la presentación en València de su informe anual.

De esta manera, España se convertiría en el segundo país de la UE que más solicitudes recibiría sólo por detrás de Alemania, que en 2018 recibió 185.853. Pero cien mil solicitudes sólo supondrían el 0'2% de la población española. "No es verdad que aquí haya una avalancha, el 85% de los refugiados (y ACNUR los ha cifrado esta semana en 70'8 millones) están en países empobrecidos", ha recordado

Estas cien mil solicitudes llegarían cuando ya se acumulan más de cien mil por resolver pese a que en los últimos meses se han mejorado los recursos destinados a la Oficina que gestiona estas peticiones.

"Sabemos que se están haciendo esfuerzos pero no los suficientes", lamentó Jaume Durà, responsable de esta organización en València, que realizó la presentanción acompañado de algunos solicitantes como Yahya Diallo, que huyó de Mauritania para escapar de la esclavitud a la que está sometida su etnia.

En España en 2018, frente a las más de cincuenta mil solicitudes no llegaron a doce mil resoluciones lo que hace que sistemáticamente se incumpla el plazo legal de seis meses en los que la solicitud debería estar resuelta. "Ahora mismo están dando cita para mayo de 2020", desveló Durà.

De Venezuela a Palestina...

En 2019 los venezolanos encabezan de nuevo la lista de solicitantes. En total han sido ya 16.848 los que lo han hecho y su situación es paradójica. Por un lado, no se considera que la situación en su país sea en general motivo de asilo, de ahí que de las 1.495 solicitudes resueltas el año pasado sólo se aprobaran 30. Pero por otro, el ejecutivo anunció en enero que les concedería a los llegados a partir de una fecha determinada un permiso humanitario de residencia.

Con Palestina la tendencia es la opuesta, se aprobaron 195 de 245 solicitudes resueltas en 2018 pero Durà recordó que desde hace unos meses España les exige un visado para entrar en el país, lo que en general va a impedir que lo hagan y que pidan asilo.

...y de Centroamérica a la 'Frontera sur'

Aunque Colombia ocupó en 2018 el segundo puesto de solicitantes y lo mantiene en 2019, el mayor crecimiento ha llegado de países centroamericanos. La crisis política en Nicaragua ha hecho que 2.698 hayan pedido asilo hasta el 31 de mayo. Además siguen aumentando también las peticiones de ciudadanos de países como El Salvador y Honduras, algo que Durà atribuyó a la violencia de las Maras.

El representante de CEAR pidió al Gobierno que se cambie su criterio actual, que es de no conceder el asilo a quien huye de la acción violenta de estas pandillas por entender que no entra en los criterios de la Convención de Ginebra y recordó que ya han ganado varias sentencias en la Audiencia Nacional en este sentido.

Durà lamentó que se haya impuesto en Europa la 'doctrina Salvini', en referencia al cierre de puertos de Italia impulsado por el dirigente ultra y que hace que se haya dejado de rescatar a inmigrantes en el Mediterráneo, "que sigue siendo la ruta más peligrosa del planeta", recordó.

Esa situación, ha provocado que se haya "cerrado" casi totalmente la 'frontera sur' y que la posibilidad de pedir asilo haya quedado reducida a aquellas personas que vienen de países a los que no se les solicitan visado. "Si no llegan las personas, no pueden pedir asillo. Este es el macabro juego", lamentó.

Temas: Refugiados