Ir a contenido

NOVEDAD EN LA ENSEÑANZA

El Govern aprueba la ley que permitirá convertir en públicas escuelas privadas

El personal docente podrá mantener la plaza y los alumnos dispondrán de plaza garantizada

La medida también incluye a los centros de educación de titularidad municipal o concertados

El Periódico

Un aula de una escuela concertada de Barcelona.

Un aula de una escuela concertada de Barcelona. / FERRAN NADEU

El Govern ha aprobado este martes un decreto ley que regula el procedimiento de integración de centros educativos de otras titularidades (municipal, concertada o privada) a la red de centros públicos de la Generalitat, que se llevará a cabo solo cuando existan "necesidades de escolarización" y a solicitud de la escuela. Se llevará a cabo con el mutuo acuerdo entre el centro y el Departament d'Educació, y el decreto pretende dar "respuesta urgente" a las necesidades de escolarización actual, ha dicho la 'consellera' de Presidencia, Meritxell Budó, en la rueda de prensa tras el Consell Executiu.

Esta regulación, prevista en la ley de Educación de Catalunya, permitirá a la Generalitat asumir centros educativos que actualmente son de titularidad municipal, como por ejemplo algunas de las escuelas de educación especial, y se podría utilizar para integrar privadas a la red pública. Según el Govern, la LEC prevé en su articulo 45, regular la incorporación de centros escolares a la prestación del servicio de Educación de la Generalitat e incluye la posibilidad de integrar centros a la red de titularidad de la Generalitat mediante ley del Parlament.

Continuidad para el personal 

En lo que se refiere al personal docente que trabaje en el centro, se integrará en el nuevo de acuerdo con la normativa laboral del derecho de sucesión de empresa: así, los que tengan contrato laboral indefinido pasarán a trabajar como personal laboral hasta que la plaza se extinga. Además, a causa del redimensionamiento de la plantilla del centro de nueva creación, será necesaria la incorporación de nuevo profesorado, ya sea personal funcionario de carrera o bien docente interino, que tendrá el vínculo de funcionario interino y formará parte de la bolsa de trabajo de Educación.

En lo que se refiere a los alumnos que cursan estudios en el centro que se integrará en la red pública de la Generalitat, tendrán plaza reservada, pese a que serán las familias las que escogerán si continuar o no la escolarización de los alumnos en el nuevo centro. El Govern ha remarcado que la norma permitirá a Educación la creación de un nuevo centro educativo sin tener que instalar aulas prefabricadas o construir nuevos edificios, con las dificultades que comporta encontrar suelo público y la limitación de recursos económicos. El Consorcio de Educación de Barcelona -formado por la Generalitat y el Ayuntamiento de Barcelona- ya recupera para el próximo curso la antigua escuela concertada Sant Vicenç de Paül, en el barrio de Hostafrancs y que cerró sus puertas el curso pasado, como instituto y escuela pública Arts.

Temas: Govern