Ir a contenido

Un timo cruel

Detenidos falsos abogados que estafaban a ancianos en Catalunya | Vídeo

Reclamaban elevadas sumas de dinero o joyas para liberar a sus hijos supuestamente detenidos en comisaría

El Periódico

Detenidos unos falsos abogados que estafaban a ancianos en Catalunya. / MOSSOS D'ESQUADRa

Los Mossos han arrestado a dos de los miembros de un grupo criminal que se dedicaban a estafar personas de edad avanzada haciéndose pasar por abogados y reclamando elevadas sumas de dinero o joyas para liberar a sus hijos supuestamente detenidos en comisaría por haber causado un accidente de tránsito.  La policía catalana ha resuelto así 28 casos tanto en catalunya como en otras zonas de España. Desde el inicio de la investigación los estafadores habrían logrado un botín de más de 120.000 euros.

La investigación se inició a principios del mes de diciembre del 2018 a raíz de la detección de varias estafas a personas de edad avanzada que seguían una misma metodología: la víctima recibía una llamada de los estafadores, que se hacían pasar por abogados o policías y los alertaban que su hijo o hija estaba detenido por un delito grave en comisaría. Les decían que su hijo había causado un accidente de tráfico grave.

Entonces se aprovechaban del estado de nerviosismo de la víctima, habitualmente de edad avanzada, para apresurar a pagar una cuantiosa fianza. Pedían sumas elevadas de dinero o joyas para satisfacerla con el pretexto de que si no lo hacían su hijo podía entrar en prisión de manera inmediata. 

En este sentido los estafadores jugaban con el factor emocional y con el hecho de que la víctima fuera una persona de edad avanzada. 

Técnicas para dar credibilidad

Una de las técnicas que utilizaban para dar veracidad era decirles que podían llamar al 0092, añadiendo un cero en el antiguo número de emergencias. Entonces cuando la víctima llamaba a este número que respondía era el estafador que les había llamado unos minutos antes y les confirmaba la información que él mismo les había dado.

En este momento reiteraba la necesidad de satisfacer el pago ante la inminente entrada en prisión de su hijo si no lo hacían. Inventaban el nombre de un abogado ficticio al que debían dar el dinero o joyas que habían pedido en concepto de fianza. 

Elegían una ciudad y se dirigían siempre con un vehículo alquilado. La franja horaria en la que actuaban se situaba entre las 9.00 a 14.00 h. De esta manera se aseguraban que los familiares de las víctimas estaban trabajando, aparte de ser el horario en el que las entidades bancarias tienen abiertas sus oficinas. Entonces hacían varias llamadas aleatorias a personas de las páginas blancas para abordar el máximo de víctimas posibles. 

Gran movilidad

La investigación ha puesto de relieve que el grupo tenía una gran movilidad geográfica y que cometían las estafas en diferentes localidades catalanas en una primer etapa. Posteriormente su recorrido territorial abarcaba otros puntos de España. De hecho, en la parte final de la investigación habían operado en municipios del País Vasco, Cantabria y Aragón.
 
El día 11 de mayo se llevó a cabo el operativo policial a los domicilios de los dos principales investigados, en Barcelona y en Platja d'Aro. Además de arrestar a los dos estafadores los agentes localizaron 1.350 euros en efectivo, joyas de algunas víctimas, un ordenador portátil, terminales de teléfonos móviles y varias tarjetas SIM, además de ropa utilizada por la persona que interactuaba con las víctimas, documentación diversa y el coche que usaban habitualmente para la comisión de las estafas.
 
Los arrestados pasaron a disposición judicial y 13 de mayo y el juez decretó prisión provisional para los dos. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.