Ir a contenido

VÍDEO DENUNCIA

TMB revisa la actuación de un vigilante que se enfrentó a tres carteristas en el metro de Barcelona

La investigación se abre tras la denuncia del diputado de ERC, Ruben Wagensberg, quien ha publicado un vídeo en Twitter

El Periódico

Captura de la grabación del nuevo caso de abuso de poder y violencia por parte de los vigilantes de seguridad del metro de Barcelona, este jueves, en la estación de la Barceloneta.

Captura de la grabación del nuevo caso de abuso de poder y violencia por parte de los vigilantes de seguridad del metro de Barcelona, este jueves, en la estación de la Barceloneta.

TMB está revisando las imágenes de la actuación de un vigilante de seguridad que se enfrentó a tres presuntos carteristas, a uno de los cuales cogió y empujó contra la pared porque no hacía caso a su requerimiento de que se marchara del metro.

La revisión de la actuación del agente se hace después de que el diputado autonómico de ERC Ruben Wagensberg colgara un vídeo en el que se ve una parte del enfrentamiento que el vigilante, que no lleva armas, tuvo con uno de los carteristas.

En el vídeo, de escasos segundos y que se ha hecho viral con múltiples comentarios en las redes -unos a favor del vigilante y otros en contra- se oye cómo el autor de la grabación recrimina al vigilante con gritos de "¿Pero qué haces, qué haces? Tranquilo", mientras el vigilante le espeta al presunto ladrón: "¡Que te vayas de aquí!".

El diputado colgó el vídeo en Twitter con el texto. "Hola @TMB_Barcelona. Esto acaba de pasar en la parada de la Barceloneta. Otra vez abuso de poder y violencia. Los chicos en ningún momento han mostrado resistencia al agentes de seguridad. Podéis comprobar las cámaras de seguridad".

Mientras, otro joven intenta separar al agente del chico agredido.

Según denuncia Wagensberg, ni el chico ni su acompañante han mostrado resistencia al miembro de TMB, que sí "ha vacilado" a los jóvenes.

TMB ha contestado al diputado que, tras revisar el incidente, se trata de una "actuación [...] para desalojar a presuntos carteristas que actúan en el metro".

Pero esta explicación no ha satisfecho a Wagensberg, que ha calificado la actuación de "totalmente desproporcionada" y ha pedido a TMB que "revise" las cámaras de seguridad. Tras su insistencia, TMB ha respondido que lo estaban "investigando". 

Esta mañana TMB publicaba este tuit sobre el suceso:

Un portavoz de TMB ha confirmado que los hechos sucedieron el jueves en el andén de la estación de metro de la Barceloneta y que el vigilante actuó a requerimiento de unos pasajeros que le informaron de la presencia de tres carteristas habituales que buscaban a posibles víctimas.

Habituales ladrones de carteras

El vigilante bajó al andén y vio a los tres jóvenes, a los que reconoció como habituales ladrones de carteras, sobre todo a turistas, y les instó a que abandonaran las instalaciones del metro, sin que le hicieran caso, enfrentándose al agente, quien reaccionó agarrando a uno de ellos y empujándolo contra la pared, momento que recogió el diputado en el vídeo que colgó.

En el expediente informativo abierto por TMB para revisar la actuación del agente ya han descartado cualquier motivación racista.

TMB ha pedido que esta actuación se enmarque en el contexto de las continuas expulsiones que tienen que hacer de carteristas reincidentes en las instalaciones del metro, a los que no pueden detener si no son sorprendidos in fraganti.

"Es una brega diaria con los hurtadores multirreincidentes, que a menudo se enfrentan a pasajeros que les sorprenden y a los vigilantes. Mantener a los ladrones de carteras a raya comporta a veces situaciones complicadas", han señalado fuentes de seguridad del metro.

"La labor de los vigilantes es dificultar los hurtos, con la ayuda de pasajeros y empleados que dan aviso de la presencia de los ladrones para localizarlos y sacarlos fuera de las instalaciones del metro", han añadido las mismas fuentes, que han explicado que en este caso el vigilante sólo se enfrentó a los tres carteristas instándoles a irse pese a que "se le encararon y le chulearon".

Por ello, los responsables de la seguridad del metro piden "valorar la actuación del agente en este contexto de que los tres carteristas no atienden al requerimiento del vigilante". 

No es la primera vez que agentes de seguridad de transporte público son cuestionados en Barcelona. Hace menos de un mes, el pasado día 28, Renfe apartó de sus labores de seguridad a nueve vigilantes que golpearon con sus porras a un joven inmigrante que iba sin billete en la estación de plaza de Catalunya. Un incidente que fue grabado y denunciado a través de SOS Racisme.