Ir a contenido

abusos sexuales en grupo

Se fuga uno de los acusados de 'La manada' de Sabadell

El presunto implicado en la violación múltiple no compareció en el juzgado como era su obligación

Albert Segura

La nave industrial abandonada en la calle Germans Farguell de Sabadell.

La nave industrial abandonada en la calle Germans Farguell de Sabadell. / SUSANA SÁEZ (EFE)

El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Sabadell ha ordenado a los Mossos d’Esquadra que localicen a uno de los acusados por la violación múltiple del pasado 3 de febrero en Sabadell. Se trata de una orden que se activó el pasado martes, después de que el hombre no acudiera a su cita regular semanal en el juzgado, una de las medidas cautelares que le impuso el juez.

El magistrado lo dejó en libertad junto a otros tres acusados, tras ordenar el ingreso en prisión de dos de los detenidos, mientras que a otros dos los envió a un Centro de Internamiento de Extranjeros debido a su situación administrativa irregular. Todos ellos fueron detenidos tras la brutal agresión sexual, que tuvo lugar la madrugada del 3 de febrero.

El barrio de Can Feu

Los hechos transcurrieron cuando una chica de 18 años y vecina de Sabadell fue agredida sexualmente tras salir con varios amigos de fiesta por el centro de la capital vallesana. La joven fue asaltada y trasladada a una antigua sucursal bancaria situada en la carretera de Terrassa, en el barrio de Can Feu, donde fue agredida sexualmente por tres personas, según relató en su declaración ante la policía y, posteriormente, ante el juez.

Tras su primera declaración, la policía municipal procedió a la detención de seis personas en una nave abandonada cercana al lugar de los hechos, a las que posteriormente se sumó una séptima detención en el mismo local donde tuvo lugar la agresión. Días más tarde, un octavo hombre se entregó voluntariamente a la Policía Municipal de Sabadell, que lo trasladó a las dependencias de los Mossos d’Esquadra.

Según informa el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), el investigado compareció ante el magistrado instructor en dos ocasiones. La primera fue el 6 de febrero, después de la detención inicial, mientras que la segundo ocurrió el 15 de febrero, cuando fue citado con el objetivo de confrontar la declaración de un testigo y otra documentación aportada a la causa. 

Como consecuencia de esta segunda comparecencia, se adoptó un segundo auto judicial, donde se acordó mantener la libertad provisional con todas las medidas cautelares dictadas de comparecencias semanas y retirada de pasaporte y prohibición de salida del territorio. Esta segunda citación se ordenó después de recibir el informe del Instituto Nacional de Toxicología y Ciencias Forenses, en el que trataban de indetificar si se trataba de uno de los posibles participantes activos en la violación múltiple.

Sin embargo, las muestras aportadas no habrían sido suficientes para incriminar al hombre de manera directa como participante activo en los hechos, por lo que fue dejado en libertad con las mismas medidas cautelares, y a la espera de obtener un informe más amplio. En el auto, el magistrado destacaba "la complejidad del estudio solicitado y el necesario tratamiento estadístico que necesitan hacen imposible emitir un informe concluyente como el solicitado, si menos de manera parcial".

Sin comparecer ante el juez

Por este motivo, el hombre tenía la obligación, tal y como fue informado, de seguirse presentando en los juzgados de manera periódica cada viernes. La semana pasada se saltó esta personación, motivo por el cual el magistrado trasladó a los Mossos d’Esquadra la orden de búsqueda y traslado ante para se puesto a disposición judicial.

Por ahora, se desconoce el paradero del sospechoso, que, según informa el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya, de entrada no tendría que ingresar a prisión, dado que inicialmente se le tomará declaración una vez más en sede judicial.