Ir a contenido

CONTRA LA PEDERASTÍA

El colegio Claret trata con sus alumnos el caso del profesor denunciado por abusos sexuales

En una circular enviada a las familias del centro, el equipo directivo se comprome a tener "tolerancia cero" con las actuaciones "violentas a la intimidad"

Efe

La escuela Claret.

La escuela Claret.

El colegio Claret de Barcelona, que hace unos días apartó cautelarmente al antiguo profesor y religioso Francesc Figueres, tras la denuncia de un exalumno por abusos sexuales, ha tratado esta problemática con sus alumnos de quinto y sexto de primaria y con los de ESO y Bachillerato.

En una circular enviada a las familias del centro, el equipo directivo, además de reiterar su compromiso de "rechazo y tolerancia cero con cualquier actuación que violente la intimidad y la libertad de cualquier persona", desvela que todas las informaciones aparecidas en torno al caso han sido "tratadas con el alumnado mayor de la escuela".

Con el alumnado de secundaria (ESO y Bachillerato), el equipo docente ha expuesto el tema "abiertamente" y "atendiendo las preguntas o dudas que pudieran expresar" los jóvenes.

Con el alumnado de quinto y sexto de primaria también se ha tratado "en la medida en que tutores y tutoras han observado la reacción de los propios grupos-clase".

"No es no"

En consonancia con los talleres de la Fundación Vicky Bernadet, que se llevan a cabo en el centro en los últimos años, se ha insistido, según la circular, en que tanto en la escuela, como en los equipos deportivos, como en la calle o en otros entornos próximos, "no es no, una afirmación asertiva y contundente de rechazo a cualquier intento de forzar la propia voluntad".

Asimismo, el centro destaca: "Como adultos, debemos facilitar que los niños y jóvenes dispongan de personas a las que puedan comunicar, con confianza, aquello que les haga falta".

Sin obviar que el "momento es doloroso", el colegio pide perdón, "no tanto en nombre de las personas acusadas, sino como responsables actuales de una institución que se avergüenza" de que personas de su entorno pasado "puedan haber provocado sufrimiento a menores que deberían haber protegido".

Por otra parte, los responsables de la escuela recuerdan que pusieron desde el principio las primeras informaciones aparecidas en redes sociales en conocimiento de la Fiscalía, aunque hasta hoy, aseguran, el ministerio fiscal no se ha puesto en contacto con ellos.