Ir a contenido

en más de 15 municipios

El freno a construir en la Costa Brava llega a la segunda línea de mar

El Govern quiere evitar construcciones que generen un fuerte impacto ambiental y paisajístico

Port de la Selva, en una imagen del 2009.

Port de la Selva, en una imagen del 2009. / Ferran Sendra

El Departament de Territori i Sostenibilitat ha ampliado la moratoria de nuevas licencias urbanísticas en 80 sectores de suelo urbanizable que se encuentran en segunda línea de mar en 15 municipios de la Costa Brava.

Además, también se añadirán a la primera moratoria hasta ocho nuevas zonas de primera línea de mar que no estaban en pendiente, pero que podrían provocar un importante impacto ambiental.

Esta medida llega con la aprobación del avance del Plan Director Urbanístico (PDU) que revisará 17 municipios que no tienen las normativas urbanísticas adaptadas al marco legal catalán.

En total, revisará 165 sectores de suelo urbanizable. Además, este avance del PDU también analizará todas las parcelas que haya en primera línea de mar. A partir de ahí, el nuevo planeamiento decidirá qué terrenos se desclasifican y cuáles no.

Temas: Construcción