Ir a contenido

MÁS DE 3 MILLONES DE TUITS

El movimiento #cuéntalo destapó más de 150.000 casos de violencia de género

Un nuevo proyecto de análisis de datos recoge el testigo del movimiento surgido en las redes sociales

Las expertas destacan la importancia de esta información para desmentir bulos sobre denuncias falsas

Valentina Raffio

Manifestación feminista convocada en Pamplona, en una imagen de archivo

Manifestación feminista convocada en Pamplona, en una imagen de archivo / Villar Lopez (EFE)

Hace menos de un año, el hashtag #cuéntalo inundó las redes sociales con centenares de miles de historias de mujeres que, en algún momento de su vida, habían sufrido una agresión. En tan solo 10 días, el movimiento protagonizó unos 3 millones de tuits en todo el mundo destapando, repentinamente, vivencias que habían permanecido ocultas durante años. La iniciativa sacó a la luz más de 150.000 casos de agresión sexual, violación, maltrato, acoso y asesinato. Visto en perspectiva, las cifras resultan estremecedoras. Y quizás sea por eso que algunos han cuestionado la validez de los testimonios tras el 'hashtag'. "Cuando miles de mujeres deciden hacer públicas unas situaciones tan dolorosas, no puede ser que la primera pregunta que surja es si se trata de denuncias falsas", argumenta Cristina Fallarás, periodista y primera voz del movimiento. "El hecho de que no nos crean es el primer problema", añade.

En tan solo 14 días, el 'hashtag' #cuéntalo consiguió destapar más de 15.000 relatos de miedo, 18.000 de acoso, 8.000 de maltrato, 14.000 de agresión sexual, 7.000 de violación y 5.000 de asesinato. La gran mayoría de estas historias, más de 40.000, fueron contadas en primera persona por las propias mujeres que habían sufrido la agresión. 11.000 de ellas, en cambio, fueron relatadas de manera indirecta por madres, hermanas, amigas, familiares o conocidas de las víctimas que, en muchos casos, no habían sobrevivido para contarlo. "Habrá algunos que cuestionarán estos datos y dirán que todo es mentira. Pero aquí no hay que olvidar que, según recogió recientemente Newtral, el Informe de la Fiscalía General del Estado apunta que de las 1,2 millones de denuncias registradas, tan solo el 0,01% resultaron falsas", destaca la periodista de datos Karma Peiró.

En este contexto, el ‘proyectocuéntalo.org’ nace con la intención de recoger el testigo del movimiento para que el rastro de aquellas miles de historias no se pierda con el tiempo. Esta nueva iniciativa de recopilación y análisis de datos, presentada de manera oficial este mismo viernes en Barcelona en un acto al que también ha asistido la alcaldesa de la ciudad Ada Colau, ha contado con la colaboración de Cristina Fallarás (impulsora del movimiento #cuéntalo), Aniol Maria y Vicenç Ruiz (de la Asociación de Archiveros-Gestores de Documentos de Catalunya), Karma Peiró (periodista de datos) y Fernando Cucchietti (investigador del Barcelona Supercomputing Center-Centro Nacional de Supercomputación). 

Visualización de 1.300 tuits sobre el fenómeno #cuéntalo. La posición en el círculo representa el tipo de mensaje. El color representa el contenido, destacando en rojo los que hablan de agresiones físicas (asesinato, violación, agresión sexual y maltrato) en y rosa pálido el resto PROYECTO CUÉNTALO

Testigos digitales

La historia del ‘proyectocuéntalo.org’ empieza indirectamente en la Asociación de Archiveros-Gestores de Documentos de Catalunya cuando, tras tan solo unos días de vida del hashtag, Aniol Maria y Vicenç Ruiz decidieron recoger el testigo del movimiento que por aquel entonces acababa de surgir en las redes sociales. Los archiveros cuentan que empezaron a almacenar los tuits sin saber muy bien en qué acabaría todo aquello y que, en tan solo unas semanas, ya habían recogido casi 3 millones de tuits, lo que para ellos se convirtió en 13 gigas de información. "En aquel momento nos dimos cuenta que no tan solo manejábamos datos, sino que se trataba de historias muy duras con una fuerte carga emotiva", explican los archiveros. Fue entonces cuando tuvo que entrar en juego el análisis de datos a gran escala

"El análsis de estos datos ha sido extremadamente complejo tanto por la cantidad de información como por la complejidad de los mensajes", explica Fernando Cucchietti, investigador del Barcelona Supercomputing Center. Analizar el lenguaje humano, a diferencia del 'big data' generado por un ordenador, plantea un reto incluso mayor. En este caso, para poder dibujar el rastro que había dejado el fenómeno de #cuéntalo, fue necesaria la colaboración de hasta doce investigadores expertos en análisis de datos. "Cada uno de nosotros tuvo que leer y clasificar miles de tuits para poder extraer toda la información necesaria. Fue una tarea muy complicada porque, como todos hemos podido ver, las historias con las que nos encontramos eran muy sensibles", añade Cucchietti. 

Relatos invisibles

El análisis de datos del fenómeno de #cuéntalo muestra cómo el fenómeno llegó a expandirse en todo el mundo. El movimiento empezó en España poniendo el foco en historias de violencia de género que afectaban a mujeres prácticamente desconocidas que, a diferencia de lo poco antes había ocurrido con las denuncias de conocidas actrices a través #Metoo, no solían acaparar la mirada de la opinión pública. Pero la protesta no acabó aquí. En un abrir y cerrar de ojos, el eco del 'hashtag' alcanzó 60 países. Argentina, Chile, Colombia y Méjico también alzaron la voz para denunciar casos de violencia de género que habían ocurrido en sus tierras. Buenos Aires, de hecho, destacó como la ciudad con mayor participación.

El resultado de este movimiento global son las 15.000 historias que ahora recoge el ‘proyectocuéntalo.org’. Ahora, sin embargo, los responsables de la iniciativa recuerdan que, hasta la eclosión en las redes sociales, todos estos casos de violencia de género habían permanecido en la sombra. Y es por eso que, según explican sus impulsores, el proyecto seguirá creciendo para no dejar que todas estas historias caigan en el olvido y, sobre todo, para que los datos recopilados puedan servir para seguir luchando contra la violencia de género.

Temas: Big data