Ir a contenido

en el congreso

El PP insiste en endurecer la prisión permanente revisable

Reclama que se aplique a secuestros con asesinato y a la ocultación del cadáver

Presenta una proposición de ley, después de que en marzo decayera su intento anterior

Patricia Martín

Los padres de Diana Quer y de Mari Luz Cortés, durante el debate en el Congreso de las enmiendas a la totalidad a la ley que pretende derogar la prisión permanente revisable. 

Los padres de Diana Quer y de Mari Luz Cortés, durante el debate en el Congreso de las enmiendas a la totalidad a la ley que pretende derogar la prisión permanente revisable.  / DAVID CASTRO

El PP decidió este miércoles inaugurar el año nuevo con una de sus peticiones más recurrentes: la necesidad de endurecer la pena de prisión permanente revisable, que todos los partidos, salvo Ciudadanos, quieren derogar. Así, el grupo popular en el Congreso registró una proposición de ley que pide ampliar este castigo a los supuestos en los que un asesinato se produzca tras un secuestro y cuando haya ocultación o destrucción del cadáver para dificultar la investigación.

Y es que, en medio de la conmoción social que causó el hallazgo del cadáver de Laura Luelmo, el Partido Popular aprovechó para promocionar una de sus medidas estrella en materia punitiva. Así, el líder conservador, Pablo Casado, en su rifirrafe parlamentario semanal con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, pidió, el pasado 19 de diciembre, al Gobierno que no derogue la prisión permanente revisable porque, en su opinión, es "la mejor fórmula para evitar" la reincidencia y hacer que "los asesinatos y violadores estén en la cárcel". Y posteriormente avanzó que su partido plantearía una reforma del Código Penal para aumentar los supuestos en los que se aplica.

En la actualidad, lo que sus detractores denominan "cadena perpetua encubierta", sanciona ocho delitos de extrema gravedad, como el asesinato múltiple o un atentado terrorista. Si bien, según argumentan los populares en su iniciativa, "tras un tiempo prudencial de observación en la aplicación de la pena y de los sucesos en los que la sociedad reclama que se extienda", ha llegado el momento de ampliar los supuestos a dos más: la desaparición forzada de personas en su régimen más grave de secuestro o detención ilegal con posterior asesinato y el asesinato con ocultación del cadáver, lo que en opinión del PP provoca "un especial sufrimiento y humillación a los familiares de la víctima". 

El recurso ante el TC

Los conservadores se basan en casos tan conocidos como los de Marta del Castillo o Diana Quer, cuyos familiares apoyan, como el PP, que en España continúe la prisión permanente revisable. Por contra, el PSOE, junto con CiU, IU, UPyD, PNV y el Grupo Mixto recurrieron hace un par de años ante el Tribunal Constitucional la condena y el Gobierno se ha comprometido ahora a esperar a que los jueces se pronuncien. Mientras tanto, el Ejecutivo ha anunciado que estudiará las condiciones en las que se concede y a qué reos la libertad vigilada, para intentar evitar sucesos tan trágicos como el de Luelmo, cuyo agresor acaba de salir de la cárcel donde había cumplido condena por un asesinato anterior. 

No es la primera vez que el PP intenta endurecer la pena que incluyó en el Código Penal en el 2015. Ya el pasado marzo, en una enmienda a la totalidad a una ley del PNV que pretende derogar la condena y que está paralizada en el Congreso a la espera de un pronunciamiento del TC, reclamó el castigo para cinco nuevos delitos: los dos que reclama ahora y las violaciones en serie, la agresión sexual de un menor tras privarle de libertad o torturarle y los incendios que pongan en peligro la vida de las personas. Si bien, la enmienda decayó ante la falta de apoyo