Ir a contenido

el boom de los patinetes

Las marcas de automóviles también apuestan por el patinete eléctrico

Seat, Peugeot, BMW, Volkswagen, Skoda y Ford ya están ofreciendo modelos, sistemas y prototipos para la movilidad urbana

De momento los fabricantes de coches ofrecen vehículos desarrollados por terceros pero se plantean crear sus propios patinetes

Xavier Pérez

Luca De Meo con el eXS KickScooter de Seat.

Luca De Meo con el eXS KickScooter de Seat. / EFE

La transformación de la industria del automóvil hace años que está en marcha y, aunque la principal apuesta de negocio sigue siendo la fabricación de coches, las marcas del sector están virando hacia la reconversión en proveedores de movilidad sostenible. Primero empezaron desarrollando vehículos eléctricos de corto alcance a modo de prueba, pero la reducción del espacio en las ciudades, el avance tecnológico y la proliferación de actores externos (como las bicicletas o las empresas de carsharing) les ha llevado a incorporarse de lleno en el mundo de la micromovilidad y concretamente en el de los sistemas personales de movilidad eléctrica.

Patinetes y bicicletas se han convertido en parte de sus departamentos de diseño, investigación y desarrollo. En un primer momento los concibieron como propuestas casi de juguete, como accesorio, como regalo para el cliente, pero la evolución de las cosas les ha llevado a pensar en ellos como propuesta de negocio. Han visto que la movilidad urbana jugará un papel clave en el futuro del automóvil, y por eso la reciente proliferación de los patinetes eléctricos no les pilla por sorpresa. Peugeot, BMW, Volkswagen, Skoda, Ford y Seat ya se han manifestado al respecto.

El Peugeot e-Kick se lanzó en 2016. / PEUGEOT

Peugeot e-Kick desde el año 2016

Ofrecen patinetes y las bicicletas eléctricas como parte de sus modelos y los vinculan a la marca. Peugeot debutó con ellos en 2016 ofreciendo un patinete qye  monta opcionalmente en su SUV Peugeot 3008 como solución de movilidad personal, que ellos definen como "de último kilómetro". Se trata del e-Kick, un patinete eléctrico que alcanza los 25 km/h y tiene una autonomía de 12 kilómetros.

La bici eléctrica que se ofrece con el Peugeot 5008. / PEUGEOT

Cuesta 549,99 euros y es un accesorio disponible tanto para el Peugeot 3008 como el Peugeot 5008 (que también se apunta a la bici eléctrica ofreciendo espacio para una e-bike eF01 (30 kilómetros de autonomía y una velocidad de 20 km/h).

El patinete eléctrico de Seat eXS KickScooter. / SEAT

La apuesta de Seat, Skoda y Volkswagen

Otra marca que ya dispone de su patinete (que empieza a venderse coincidiendo con el Black Friday por 599 euros) es la española SeatLuca De Meo, presidente de la compañía, ha recibido el encargo del grupo Volkswagen (al que pertenece) de ser los impulsores de los nuevos sistemas de micromovilidad urbana, y en el pasado Smart City Congress de Barcelona presentaron el patinete eléctrico eXS KickScooter. Este modelo está diseñado por Seat (que ya tiene una división específica) y emplea la tecnología de una de las empresas líderes del sector: Segway. Consigue una velocidad de hasta 25 km/h y su autonomía es de 45 kilómetros.

La campaña comercial de Skoda con su patinete. / SKODA

Skoda, marca también del grupo Volkswagen, lanzó hace unos días una campaña bajo el nombre 'Simply Clever Days' en la que aprovechaba el tirón de la moda del patinete para ofrecerlo de regalo a la hora de adquirir un coche de la marca. Se trata de un 'scooter eléctrico'  fabricado en alumino de 12 kilos de peso que alcanza una velocidad máxima de 33 km/h. En marzo la compañía hizo una propuesta similar, pero en este caso el patinete no era eléctrico.

Volkswagen presentó el Streetmate y el Cityskater en Ginebra. / VOLKSWAGEN

Pensando en el futuro y pensando en la movilidad urbanaVolkswagen presentó en el pasado Salón del Automóvil de Ginebra, dos prototipos de productos eléctricos en esta línea. El Cityskater y el Streetmate. El primero es un patinete eléctrico de tres ruedas pensado para esos últimos kilómetros, con un peso de 11,9 kilos, una velocidad máxima de 20 km/h y una autonomía de 15 kilómetros. El segundo, que ya no es un patinete, es una bici/escúter eléctrico que puede manejarse sentado o de pie (viendo la regulación que viene en la que el sillín marcará su homologación en un sentido u otro seguramente acabarán desarrollando la segunda opción). Pesa 68 kilos, tiene una autonomía de 75 kilómetros y una velocidad máxima de 45 km/h. Si lo lanzan será como ciclomotor

BMW lanzó en 2017 el Motorrad X2City / BMW

BMW y su modelo especial

BMW también contempla el patín como modalidad. Desarrollado por su división de motocicletas, presentó en 2017 el BMW Motorrad X2City. Se tata trata de un patinete con motor eléctrico auxiliar que permite alcanzar una velocidad máxima de 25 km/h y cuya autonomía se sitúa entre los 25 y los 35 kilómetros en función de su uso. Está desarrollado en colaboración con ZEG y se distrubuye en tiendas especializadas de bicicletas o en el portal de Kettler AluRAd Gmbh. El precio del modelo ronda los 2.500 euros ya que se trata de un vehículo dotado de cinco velocidades programadas y que puede funcionar sin motor hasta su activación a los 6 km/h.

Ford adquirió la plataforma de movilidad Spin. / FORD

Pero no solo hay patinetes 'made in automóvil'. Ford también entra en el juego de la movilidad eléctrica con la compra, desde su sociedad Ford Smart Mobility, de la marca Spin, una empresa de patinetes eléctricos que ofrece sus modelos en modo compartido. De entrada empiezan a operar en 13 ciudades de Estados Unidos, con la base en San Francisco. Es una otra de entrar en el negocio de la movilidad asociándose a una startup.

Temas: Seat