Ir a contenido

Buch dice comisarías no son lugar para los MENA, pero ahora no ve alternativa

EFE

El conseller Miquel Buch ha admitido hoy que las comisarías de los Mossos d'Esquadra no son un lugar apropiado para acoger a Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) porque no son delincuentes, aunque no ha puesto ninguna fecha límite para impedir que sigan pernoctando en dependencias policiales.

En declaraciones a los periodistas, Buch ha afirmado que la conselleria de Interior está trabajando con la de Trabajo y Bienestar Social para buscar una solución ante el "alud" de MENA que entran en Cataluña, sin que la Generalitat les pueda ofrecer por ahora un "espacio adecuado".

Algunos de los MENA acuden en los últimos meses a las comisarías de los Mossos d'Esquadra, desde donde se comunica su presencia a la Dirección General de Atención a la Infancia (DGAIA), que ante la saturación de sus instalaciones no facilita en ocasiones un alojamiento inmediato para estos menores, de forma que pasan la noche en comisaría.

Buch ha indicado que las comisarías de los Mossos acogen en sus instalaciones a los MENA de forma "puntual y excepcional", para no dejarles en la intemperie, aunque ha subrayado que espera que se pueda "poner fin lo antes posible" a esta situación, ya que las comisarías no son el lugar apropiado para estos menores, porque no son delincuentes y no se les puede dar la atención que requieren.

"Todos sabemos que un menor no acompañado no debe estar en comisaría, porque no es un delincuente. La comisaría no es el lugar, porque no da las garantías de vida que necesita un menor no acompañado", ha insistido Buch, que ha resaltado que su presencia en comisarías no es "aconsejable" ni "la mejor alternativa" ni la "más óptima".

No obstante, ha apuntado que no es "sencillo" poner "fecha límite" a la presencia de estos menores en las comisarías de los Mossos, de forma que seguirán acogiéndoles hasta que se encuentre una solución.