Ir a contenido

INCIDENTE EN EL METRO

En libertad ocho de los 15 detenidos por una agresión sexual en Santa Coloma

Los Mossos dejan sin efecto su arresto a la espera de que sean citados por el juez

Europa Press

Agentes de los Mossos en la estación de metro de Can Peixauet de Santa Coloma de Gramenet.

Agentes de los Mossos en la estación de metro de Can Peixauet de Santa Coloma de Gramenet. / RICARD CUGAT

Los Mossos d'Esquadra han dejado en libertad a ocho de los 15 detenidos este domingo en Santa Coloma de Gramenet (Barcelona) por un presunto intento de agresión sexual y por agresión con arma blanca en la estación de Can Peixauet de la L9 del Metro.

La Policía Local de Santa Coloma detuvo este domingo a 13 adultos y dos jóvenes que aseguraron ser menores por una presunta agresión sexual a una joven y una agresión con arma blanca a su pareja en el transcurso de una pelea en dicha estación.

La pareja de la joven fue agredida con un arma blanca y tuvo que ser intervenida de urgencia en el hospital, aunque su vida no corre peligro y evoluciona favorablemente, según ha informado en un comunicado el Ayuntamiento de Santa Coloma.

Los dos jóvenes que aseguraron ser menores han sido puestos a disposición de la Fiscalía de Menores para que les realicen las pruebas pertinentes para confirmar su edad, y si se confirma que son menores quedarán a disposición de dicha Fiscalía.

Los Mossos d'Esquadra han asumido la investigación de los hechos para determinar las responsabilidades de las dos agresiones y tras realizar varias pesquisas para determinar el grado de participación de cada uno de los implicados ha dejado la detención de tres de ellos sin efecto a la espera de que sean citados por el juez.

'Mena'

Los detenidos, que iban indocumentados, son jóvenes y menores no acompañados sin residencia fija y que ocupan viviendas deshabitadas y en mal estado por falta de mantenimiento.

Por ello, el Ayuntamiento de Santa Coloma ha hecho un llamamiento a la Generalitat para abordar "de manera global y como problema de país" la presencia de estos jóvenes que circulan por Catalunya sin residencia.

Considera que cometen "diferentes delitos y faltas, generando alarma e inseguridad en las ciudades catalanas", y es un problema que no puede ser abordado localmente sino con medidas urgentes coordinadas por la Generalitat.