Ir a contenido

DATOS DEL METEOCAT

Octubre batió récords de lluvia en Catalunya de hace 23 años

Las cantidades recogidas fueron el triple o el cuadruple de las medias mensuales

El Periódico

Los transeúntes se protegen de la lluvia en Barcelona.

Los transeúntes se protegen de la lluvia en Barcelona. / JORDI COTRINA

Catalunya vivió el mes de octubre con más lluvias desde hace 23 años y además, uno de los más cálidos, según las mediciones del Servei Meteorològic de Catalunya (Meteocat) hechas públicas este viernes. Los récords de lluvias los han provocado hasta seis perturbaciones que, al llegar al Mediterráneo, se fortalecieron con vientos húmedos y cálidos del sudeste, lo que aumentó la cantidad de precipitación. En algunos puntos, la cantidad de lluvia recogida fue el triple o hasta el cuadruple que la media habitual. También se registraron las nevadas más tempranas en los últimos 10 años y fuertes temporales marítimos.

La circulación de vientos del oeste, sin embargo, frenó las invasiones de aire frío procedentes del norte, pese al episodio de frío polar de hace una semana, y también las más cálidas de aire del Sáhara, lo que hubiera hecho aumentar aún más las temperaturas.

Más de 100 litros por metro cuadrado

El Meteocat recuerda que octubre es tradicionalmente uno de los meses más lluviosos en Catalunya, con medias por encima de los 100 litros por metro cuadrado en buena parte del territorio, sobre todo en el litoral, prelitoral y mitad norte. La novedad de este año es que en la costa de Tarragona y en el Prepirineo central se triplicado o cuatriplicado la media mensual y que se han alcanzado registros muy elevados y muy intensos en varios días seguidos. En Barcelona ciudad, por ejemplo, las muy abundantes lluvias de octubre se sumaron a las que ya había padecido la ciudad en agosto y septiembre, lo que volvió a provocar inundaciones con máximas de hasta 80 litros por metro cuadrado de agua en el distrito de Sants-Montjuïc.

A mediados de mes, los restos del huracán 'Leslie' provocaron uno de los episodios de lluvias más abundantes y generales de los últimos años, con más de 200 litros por metro cuadrado en Viladrau (Osona) y 100 (la media habitual mensual) en un solo día en el prelitoral, Catalunya central y el Pirineo oriental. Esos días se batieron también récords de precipitaciones con máximas de 85,1 litros por metro cuadrado en Lladurs (Solsonès) o 60 en Castellnou de Seana (Pla d’Urgell). Una quinta parte de las estaciones meteorológicas catalanas superaron los registros de 20 litros por metro cuadrado en 30 minutos y se midieron registros considerados torrenciales (40 litros por metro cuadrado en 30 minutos o más) en Montmell (Baix Penedès) y Tarragona ciudad.

Más de 20.000 rayos

El mar también se llevó buena parte del impacto de los levantes, con importantes temporales que han complicado la circulación marítima y la pesca. También en el mar se registraron la mayoría de los efectos de las tormentas eléctricas, sobre todo las de los días 9 y 10 de octubre, cuando, según la Xarxa de Detecció de Descàrregues Elèctriques del DMC se registraron 20.356 rayos, de los que solo 984 cayeron en tierra firme.

Las temperaturas, que cayeron espectacularmente con la entrada de aire frío el día 28, tuvieron repuntes de media de casi dos grados mensuales (1,8 grados), sobre todo en el Alt Empordà y el Barcelonès.