Ir a contenido

UN GRAN RETO EMPRESARIAL

Trabajar y conciliar, sí se puede

Vodafone incorpora medidas para que los empleados compaginen su vida laboral con la familiar

Disponen de flexibilidad horaria, se permite trabajar desde casa y se ofrecen varios días libres al año

Olga Pereda

Empleados de Vodafone, empresa que facilita la conciliación laboral y personal.

Empleados de Vodafone, empresa que facilita la conciliación laboral y personal. / JOSÉ LUIS ROCA

Si trabajas a gusto eres más creativo, más innovador y más productivo. Consciente de que los empleados tienen vida personal más allá de la oficina, Vodafone lleva años aplicando medidas de conciliación. “Lo hacemos porque es lo correcto, lo que hay que hacer. Tenemos responsabilidad social”, destaca Isabel Fernández, responsable de política de género y diversidad del departamento de Recursos Humanos. La directiva -madre de dos hijos- explica que las medidas para combinar vida familiar y laboral se ofrecen a todos los empleados con hijos, ya sean mujeres u hombres. “Defendemos la corresponsabilidad y estamos constatando, efectivamente, que la demanda de los hombres va en aumento. Las reducciones de jornada siguen siendo un terreno básicamente femenino, pero las solicitudes de varones se están incrementado poco a poco”, puntualiza Fernández.

Con unos 5.000 empleados en toda España, Vodafone es una compañía tecnológica que siempre aparece en los primeros puestos de las empresas que facilitan la conciliación. Con una jornada laboral de 40 horas a la semana, los empleados gozan de flexibilidad horaria y pueden entrar una hora antes y salir una hora antes también. El receso de la comida no tiene un horario fijo establecido, pero están más que desterradas las clásicas dos horas (o dos horas y media). En una hora se come y se regresa al puesto para así ganar tiempo (y eficacia).

Trabajar desde casa

En octubre de 2016, Vodafone estableció otra medida llamada 'smart working' (trabajo inteligente), que consiste en poder trabajar desde casa un día a la semana. Cuando se lanzó el programa, en solo tres semanas se apuntaron el 31% de los empleados. Otra medida innovadora es la de conceder cinco días adicionales a las vacaciones para asuntos propios. Se trata de un descanso no retribuido que el empleado o empleada puede solicitar cuando le venga bien.

También se puede solicitar librar (sin descontar el sueldo) uno de los dos días más importantes de las navidades: el 24 y el 31 de diciembre, que sí son laborales. Son dos días en los que todos los empleados salen mucho antes de la oficina. Mientras, en verano la jornada intensiva se aplica durante dos meses.

Empleadas de Vodafone, en la sede de Madrid / josé luis roca

Parto y lactancia

Hay medidas específicamente femeninas. Por ejemplo, disponer de 15 días libres previos a la fecha de parto prevista. “Entendemos que a esas altura del embarazo las mujeres están cansadas y ya no pueden más”, subraya la responsable de la tecnológica. Otra medida específicamente femenina tiene que ver con la lactancia. La ley española ofrece 15 días adicionales a la baja por maternidad (o descontar tiempo de la jornada laboral). Adicionalmente, Vodafone permite a las madres 26 días más de descanso o incorporarse y, durante seis meses, tener una jornada de 30 horas retribuida como si fuera de 40 horas. Mientras, una medida específicamente masculina es la de poder disfrutar de cinco días laborales libres, que se añaden a las semanas que, por ley, tienen los padres tras el nacimiento de sus hijos.

Ofertas laborales tras un parón

Desde hace dos años, Vodafone mantiene un programa para ofrecer oportunidades laborales a hombres y mujeres (la realidad demuestra que, básicamente, son mujeres) que han estado parados profesionalmente durante un tiempo para cuidar de sus hijos o sus mayores. "Mucha gente piensa que estas mujeres han perdido habilidades laborales, pero nada más contrario a la realidad. Son un potencial enorme", concreta la responsable de política de género y diversidad de la tecnológica, que, además, ofrece formación de programación web a chicas de entre 14 y 18 años.

Además de la conciliación, Vodafone ha puesto el acento en las políticas de diversidad, ya sea sexo, edad, diversidad funcional o el colectivo LGTB (Lesbianas, Gais, Transexuales y Bisexuales). Los equipos de trabajo suelen incorporar perfiles muy diferentes con el objetivo de que sean “más creativos” y en las reuniones, ya sean formales o informales, se evitan los comentarios ofensivos con cualquier colectivo.