Ir a contenido

Educadores sociales denuncian falta de planificación ante llegada de menores

EFE

El Colegio de Educadoras y Educadores Sociales de Cataluña (CEESC) ha criticado hoy lo que considera falta de planificación de la Generalitat ante el aumento de la llegada de menores extranjeros no acompañados (MENA), ya que hace un año estos menores ya tenían que dormir en los juzgados.

En un comunicado, el colegio profesional considera que los Centros Residenciales de Acción Educativa (CRAE), que ya están saturados, no son las instalaciones adecuadas para acoger a los MENA y reclama ser incluido en el debate para alcanzar consensos para atender esta situación de "emergencia social".

Según el CEESC, los CRAE acogen a los niños y adolescentes tutelados por la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia y son un recurso alternativo a un medio familiar y, como tal, los profesionales "deben garantizar la estabilidad que requiere un hogar de niños y niñas que están en una situación de alta complejidad y vulnerabilidad".

El colegio profesional se muestra "en total desacuerdo con utilizar estos espacios para otros fines, teniendo en cuenta que la situación en la que nos encontramos es una situación de gravedad previsible".

"La emergencia actual se hubiera podido prever con bastante margen, pero no ha habido planificación adaptada a la situación, ya que las primeras fotografías de niños durmiendo en dependencias de la Ciudad de la Justicia son de noviembre del año pasado", ha recordado el CEESC, que reclama desde hace años una reforma global del sistema de protección de menores, "con un trabajo que no tiene que responder a urgencias".

El colegio profesional ha reclamado poder participar en el mecanismo de coordinación continuo pactado entre el Govern y el Tercer Sector para monitorizar el estado de la situación y coordinar de manera conjunta la acogida de los MENA.

"Actualmente son los educadores y las educadoras sociales de los centros los que deben suplir las carencias de este sistema colapsado", ha denunciado el colegio profesional, que ha lamentado "la presión" que sufren los educadores por la saturación de los centros.

El CEESC ha puesto su Bolsa de Trabajo a disposición de la DGAIA y de las entidades que lo necesiten para atender la creciente demanda de profesionales debida a este momento de crisis en el sistema de protección, pero ha denunciado que no ha visto "un aumento de ofertas en este sentido" y ha argumentado que "la falta de demandantes podría ser debida, justamente, a la situación de colapso y precariedad en que se encuentran los educadores sociales".

En cuanto a la amenaza de levantar acta a los educadores que se nieguen a aceptar el ingreso de MENA en los centros de acogida 'por imperativo policial', el CEESC ha ofrecido su apoyo y asesoramiento jurídico a los profesionales que lo necesiten.