Ir a contenido

TRAS LOS DISTURBIOS

Los Mossos vigilarán el barrio conflictivo de La Llagosta 24 horas al día

La medida pretende evitar la repetición de incidentes tras la marcha de una familia conflictiva de okupas

El Periódico

Un coche de los Mossos en la concentración de vecinos de ayer por la tarde en La Llagosta.

Un coche de los Mossos en la concentración de vecinos de ayer por la tarde en La Llagosta. / ANNA MAS

Los Mossos d'Esquadra vigilarán durante las 24 horas del día la zona de La Llagosta donde en los últimos días se ha producido una disputa vecinal por la presencia de una familia conflictiva, que ya ha abandonado el lugar, para evitar que haya más incidentes.

Así lo ha anunciado el director de los Mossos d'Esquadra, Andreu Joan Martínez, en una reunión que mantuvo el lunes con el alcalde de la Llagosta, Òscar Sierra, tras la trifulca ocurrida el pasado sábado en la localidad, donde tuvieron que detener a tres vecinos por una batalla campal en las inmediaciones de la familia conflictiva.

Según han informado a Efe fuentes conocedoras de la reunión, a la que también han acudido los responsables de los Mossos d'Esquadra de la comisaría de Mollet del Vallès, el director de la policía catalana se ha comprometido con el alcalde a que los Mossos d'Esquadra tengan vigilada la zona durante las 24 horas del día, hasta que la situación se normalice, por si ocurriera algún incidente.

El juzgado de instrucción 1 de Mollet del Vallès, en funciones de guardia, ha dejado en libertad provisional a los tres detenidos con relación a los altercados producidos este fin de semana en La Llagosta, de donde ha marchado la familia que originó la trifulca.

Libertad provisional para los detenidos

Tras pasar a disposición judicial, donde dos de los detenidos declararon y uno se acogió a su derecho a no declarar, todos ellos quedaron en libertad provisional, según ha informado el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC).

Según el TSJC, la causa está abierta por un delito de lesiones, daños a vehículo policial y desórdenes públicos que movieron a todos los vecinos de la zona donde se encontraba el piso ocupado por esa familia, que ya ha abandonado la zona.

Se trata de una protesta convocada por los vecinos por su hartazgo contra esta familia, y que derivó en una batalla campal, en la que algunos miembros del clan, desde un balcón, y los concentrados intercambiaron una lluvia de objetos durante varios minutos.

Según ha detallado el alcalde del municipio, Òscar Sierra, se trasladó a la Generalitat la situación que se vivía en el municipio por la presencia de estos vecinos, que generaban conflictos y malestar vecinal.

Por ello, se logró incrementar el número de agentes destinados a este área de la localidad vallesana, a la vez que la Generalitat estableció una patrulla de los Mossos con carácter fijo en esa zona.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.