Ir a contenido

OLA DE CALOR

Muere otro hombre en Barcelona por un posible golpe de calor

La ola de calor que se ha dado este fin de semana ha sido especialmente dura en la costa de Catalunya, donde se contabilizan ya cuatro víctimas

Un equipo del Servei dEmergències Mèdiques (SEM). 

Un equipo del Servei dEmergències Mèdiques (SEM).  / SEM

Un hombre de 62 años ha muerto este martes en Barcelona, en la vía pública, probablemente por un golpe de calor, según ha informado el Departamento de Salud de la Generalitat.

El Sistema de Emergencias Médicas (SEM) ha recibido el aviso de este suceso poco antes de las 17.00 horas, según las fuentes.

Esta podría ser la cuarta víctima mortal en Catalunya por la ola de calor, después de la muerte el viernes de un hombre en Barcelona y dos más, el sábado, en Tarragona, según ha informado el departamento de Interior de la Generalitat.

El año pasado no hubo víctimas

El año pasado en Catalunya no se produjo ninguna muerte por golpe de calor pese a que se registraron tres olas de calor, tal y como reflejan los datos oficiales del 'Pla d'actuació per prevenir els efectes de les onades de calor sobre la Salut' (Pocs) de la Conselleria de Salut. 

Aun así, siguiendo los procedimientos que establece el protocolo, durante estos días se ha puesto en marcha un operativo específico dirigido a los colectivos más vulnerables y se han atendido a 148 personas (93 hombres y 55 mujeres).

Durante estos días, un dispositivo de profesionales coordinado por el Centro de Urgencias y Emergencias Sociales de Barcelona (CUESB) ha salido a la calle en las franjas de más calor para repartir agua y ofrecer consejos a la ciudadanía sobre cómo prevenir los riesgos de las altas temperaturas.

Fin de la alerta PROCICAT

La Dirección General de Protección Civil de la Generalitat ha cerrado la alerta del Plan de Protección Civil de Cataluña PROCICAT por ola de calor que se activó el pasado jueves 2 de agosto, después de que el Servicio Meteorológico de Cataluña (SMC) haya dado por finalizado el episodio de calor.

Las temperaturas, a pesar de que esta madrugada del martes aun eran muy elevadas, han empezado a descender paulatinamente y darán un respiro en zonas del Alt Empordà, entre otros, donde se ha activado ahora el plan inuncat por peligro de inundación ante las previsiones de lluvia. 

Los aspectos más destacados de la ola de calor que ha invadido Catalunya en estos últimos días han sido especialmente la persistencia del calor y las altísimas temperaturas a las que se ha llegado en la costa y el litoral durante el fin de semana. Las máximas han rozado los 40º en lugares en los que es poco habitual, y las temperaturas nocturnas no han bajado de los 30º en lugares como Barcelona y el Empordà. 

Según datos del Servei Meteorològic de Catalunya (SMC), el sábado día 4 fue cuando se alcanzaron las temperaturas máximas más extremas, con registros de 41,4 grados en Benissanet (Tarragona); 41 en el pantano de Siurana y Aldover (Tarragona); 40,7 en Sant Sadurní d'Anoia (Barcelona) o 40,7 en Cabanes (Girona).

Protecció Civil aconsejó entonces a la población hidratación constante, beber mucha agua, evitar el alcohol y las comidas copiosas y evitar salir a la calle en las horas de máxima insolación, sobre todo, enfermos crónicos, niños y ancianos. 

Temas: Calor

0 Comentarios
cargando