Ir a contenido

SEGURIDAD VIAL

2,6 millones de españoles estarían dispuestos a pelearse por una riña de tráfico

Más de 600.000 conductores catalanes admiten haber retado alguna vez a otro conductor a salir del coche

Sara Ledo

2,6 millones de españoles estarían dispuestos a pelearse por una riña de tráfico

En plena operación salida de las vacaciones, los atascos y el tráfico son una constante a la que no todos los conductores responden por igual. Según un estudio de Fundación Línea Directa, 2,6 millones de conductores españoles, de los cuales 534.000 son catalanes, reconocen que se han peleado o estarían dispuestos a hacerlo por una riña de tráfico. 

Una cifra que va en aumento cuando la pregunta es si han retado alguna vez a otro conductor a salir del coche: más de 3,2 millones de conductores, casi 600.000 en Cataluña, afirman haber utilizado el "sal del coche si te atreves" en alguna ocasión.

Y que todavía crece más (6,9 millones de españoles y 1,1 de catalanes) al ser interrogados sobre si han adelantado bruscamente a otro vehículo para intimidarle, por motivo de algún pique o por simple rivalidad en la carretera.

Éstas son algunas de las principales conclusiones del estudio ‘Influencia de la agresividad en los accidentes de tráfico’, realizado por la Fundación Línea Directa en colaboración con el Instituto Universitario de Investigación de Tránsito y Seguridad Vial de la Universidad de Valencia (INTRAS), que asegura que casi millones de conductores, 612.000 de ellos catalanes, circulan con un alto nivel de agresividad y más de 100.000 son auténticos “violentos viales” que reconocen haber causado directamente un accidente por sus conductas irresponsables. 

Unas actitudes provocadoras que, según el estudio, multiplican por 10 el riesgo de sufrir un accidente con víctimas y por 30 el riesgo de sufrir un siniestro con heridos graves. Casi 300.000 conductores "muy agresivos" reconocen que se vieron implicados en accidentes con víctimas en los últimos cinco años.

Perfil de conductor agresivo

"Hombre joven, de unos 32 años, con pareja, estudios medios, con menos puntos en su carné y que circula principalmente por vías urbanas" es el perfil de un conductor agresivo. Una persona que además, según el estudio, reacciona "con mucha más agresividad" contra las mujeres y los conductores noveles.

Por Comunidades Autónomas, los murcianos y los riojanos son los que admiten ser más irascibles al volante, mientras que los gallegos y los extremeños se ven a sí mismos como los más tolerantes al conducir. En Cataluña, el 37% de sus conductores se reconocen como agresivos al volante.  

No obstante, si se pregunta al conjunto del país qué comunidades son las menos pacientes en la carretera, los madrileños (51%) y los catalanes (12%) son vistos por los demás como los más agresivos cuando se ponen al volante.

Motivos de la agresividad

El 21% de los conductores en Cataluña atribuye la agresividad en el coche al estrés del día a día, principalmente el trabajo y la familia, mientras que el 14% culpa a las maniobras que hacen los demás en la carretera y el 13% lo atribuye a los atascos.

Cuando se da esta situación de atascos o estrés, los conductores españoles también reconocen actuar agresivamente porque "se sienten amparados por el anonimato que les da la conducción" (41%) ya que no se volverá a ver al otro conductor y por la sensación de velocidad (27%).