Ir a contenido

Un punto negro de los robos

La calle del miedo de Sant Cugat del Vallès

Vecinos y Mossos coinciden en que el paseo de los Pollancres de La Floresta protagoniza muchos de los robos en casas de Sant Cugat

Óscar Hernández

Dos mossos patrullan por el paseo de los Pollancres, en Sant Cugat del Vallès.

Dos mossos patrullan por el paseo de los Pollancres, en Sant Cugat del Vallès. / ROBERT RAMOS

Núria G. y su marido duermen con un palo junto a la cama. Ella esconde cada noche el teléfono móvil en el lavabo. Y el hijo de la pareja, de 8 años, también oculta su tablet antes de irse a dormir. Todos han aprendido a proteger sus pertenencias a golpe de palos. Su casa, en el flamante paseo de los Pollancres de La Floresta, en Sant Cugat del Valles, ha sido robada tres veces en dos años. Y los ladrones lo intentaron una cuarta sin conseguirlo. En uno de los robos, los cacos accedieron al piso superior de la torre y entraron en el dormitorio donde descansaban los abuelos y se llevaron un bolso y un pantalón, con carteara y monedero, y joyas.

"Ha llegado un punto que ya no sé si reír o llorar. A veces pienso en poner carteles para que los ladrones sepan que no queda nada más que llevarse. Cuando salgo al jardin cierro la puerta con la llave que me llevo conmigo aunque vaya a volver a entrar enseguida", cuenta Nuria G.  que está en dos grupos de Whatsapp de vecinos que se avisan ante cualquier sospecha.

Por las vías de Ferrocarrils

En el mismo paseo de los Pollancres, donde se alinean casas grandes y bonitas, casi todos los vecinos han sufrido como mínimo un robo. A pocos metros de Núria G. vive Elena T. Lleva seis años y le han entrado tres veces. La última el pasado 1 de junio. Los ladrones iban tan preparados que inhibieron la señal wifi, lo que impidió que la central de alarmas recibiera las imágenes. «Siempre que nos han avisado hemos llegado nosotros a la casa antes que la policía. Y encima ahora hasta mi aseguradora sospecha que simulo los robos», afirma.

A estas dos vecinas, como la mayoria de propietarios robados del paseo de Pollancres, les han entrado por las vías del tren de Ferrocarrils. Unas endebles vallas, rotas y no reparadas en su mayor parte, permiten a los ladrones acceder con facilidad a la parte posterior de las casas sin que los vecinos ni la policía puedan verles desde la calle. "Llevo seis años pidendo que arreglen la valla y no lo hacen", edenuncia Elena T.

Las casas de estas dos mujeres forman parte de las 13 que han sido robadas en el paseo de los Pollancres, más de la mitad del total, lo que lo convierte en un punto negro reconocido por los Mossos. Sus vecinos se han sumado a los de otros barrios periféricos de Sant Cugat para protestar por la inseguridad en la que viven.

Uno de los promotores de las movilizaciones, y seguramente de los más afetados, es Alfredo C. que  el 14 de febreo del 2017 sufrió el asalto de su casa con el y su mujer dentro, un tipo de robo con violencia poco habitual, según la policía. Tres encapuchados le golpearon y amordazaron a él y a su mujer para que confesaran donde tenían sus bienes. La pareja acabó en el hospital. Ella aún hoy tiene miedo y no se atreve a salir sola al jardín.

"No puede ser que tengamos que vivir con miedo. Nosotros pedimos que se amplíe la plantilla de la Policçia Local y los Mossos en Sant Cugat, que se instalen cámaras de vigilancia y que se celebre un pleno municipal especifico sobre seguridad", dice Alfredo C.

Reunión con la alcaldesa

Por este motivo, el jueves se reunió junto con una decena de vecinos de otros barrios periféricos de Sant Cugat con la alcaldesa Carmela Fortuny (PdCat); la concejala de Seguridad, Cristina Paraira, y los jefes de la Policía Local, Josep Maria Escarré,  y Mossos d’Esquadra, Manel Rodríguez.

"No nos han concedido nada y el lunes (mañana) lo vamos a volver a plantear en el pleno. No pararemos hasta que nos hagan caso"·, clama este vecino y víctima que vive en la calle de Prèssec, al lado de Pollancres. "Que conste que no queremos que parezca que este es un problema solo de esta zona, sino de todos los barrios. En Can Trabal y Montmany, por ejemplo, los vecinos han contratar vigilancia privada", denuncia.

Temas: Robos

0 Comentarios
cargando