Ir a contenido

Exposición al material

Un maquinista de Metro de Madrid, quinto empleado con cáncer por exposición al amianto

El trabajador se jubiló en 2008 y pide que su patología sea reconocida como enfermedad profesional

El Periódico / Agencias

En 90 vagones como este de las series 2.000 y 5.000 del Metro de Madrid se ha detectado la presencia de amianto en los cofres disruptores, la caja blanca que llevan los bajos, junto a las ruedas.

En 90 vagones como este de las series 2.000 y 5.000 del Metro de Madrid se ha detectado la presencia de amianto en los cofres disruptores, la caja blanca que llevan los bajos, junto a las ruedas.

El Sindicato de Maquinistas de Metro de Madrid ha informado hoy del primer caso de un maquinista del suburbano, jubilado en 2008, que "ha dado positivo" en el diagnóstico de un tumor canceroso debido a la exposición al amianto.
El afectado, dice el sindicato en una nota de prensa, trabajó como maquinista durante más de 35 años y ahora exige que su patología sea reconocida como enfermedad profesional.

Según el sindicato, el extrabajador de Metro ha dado positivo en el diagnóstico del mesotelioma pleural maligno, un tumor canceroso poco común que afecta, principalmente, al revestimiento del pulmón y de la cavidad torácica (pleura) debido a la exposición al asbestos, es decir, el amianto.

El maquinista "padece esta enfermedad a causa de su exposición al amianto en su puesto de trabajo, al que acudía diariamente".

El Sindicato de Maquinistas dice que tomará medidas y pedirá a la Seguridad Social que se reconozca la asbestosis del maquinista afectado como enfermedad profesional, una patología por la que ya está recibiendo tratamiento.
Según los maquinistas, aunque Metro ha empezado a tomar algunas medidas para el desamiantado, estas llegan "con al menos quince años de retraso, ya que desde el año 2003 conocían la presencia de amianto en las instalaciones y trenes".

"Los afectados con asbestosis, tristemente, seguirán aumentando en los próximos años, esto es sólo la punta del iceberg", dice el Sindicato, y añade que "los trabajadores deben conocer los riesgos que supone su puesto de trabajo desde el minuto cero en el que comienzan a trabajar".

De acuerdo con las cifras manejadas hasta ahora por los maquinistas, con la persona de la que han informado hoy serían cinco los afectados por la asbestosis, uno de los cuales falleció el 24 de mayo pasado.

En febrero pasado, Metro reconoció que existe amianto en un pequeño componente eléctrico en trenes de los modelos 2.000 y 5.000 -que tienen entre 35 y 40 años- que circulan por las líneas 1, 6 y 9, aunque no supone un peligro ni para viajeros ni para trabajadores del suburbano.

Posteriormente, Metro anunció un plan dotado con 140 millones de euros para la eliminación del amianto en toda la red. 

0 Comentarios
cargando