Ir a contenido

maltrato animal

Denunciado por matar a tiros a dos perros de un educador canino en un pueblo de Lleida

El vecino de Sarroca de Bellera, que declarará el 2 de julio en el juzgado de Tremp, estaba cargando los cuerpos en una furgoneta cuando llegaron los Mossos

Acn / Sarroca de Bellera

Un perro en una imagen de archivo

Un perro en una imagen de archivo / ARCHIVO

Un vecino de Sarroca de Bellera (Pallars Jussà), A. P. C., declarará el próximo lunes, 2 de julio, en el juzgado de Tremp después de que un joven lo haya denunciado por matar a tiros a sus dos perros, a mediados de mayo. El propietario de los animales, que es educador canino, se encontraba paseando por las afueras del municipio cuando los animales se alejaron de él. En su denuncia a los Mossos explica que, al irlos a buscar, escuchó disparos y los encontró muertos al lado de A. P. C., que llevaba un arma larga. El juez decidirá, después de escuchar las declaraciones, si los hechos son constitutivos de un delito de maltrato animal y si sienta el presunto autor en el banquillo.

Desde la Plataforma Animalista Terres de Lleida han denunciado los hechos que consideran "propios de tiempos pasados ​​cuando se sacrificaba a los animales de compañía sin ningún miramiento" y que la ley de protección del 2008 dejó de considerar a los animales como cosas y que prevé multas de hasta 20.000 euros. Además, el Gobierno aprobó en el 2013 la reforma del código penal que contempla penas de seis a 18 meses de prisión para las personas que causen la muerte de un animal doméstico.

"Ningún indicio de ataque"

Según un comunicado hecho público por la plataforma, cuando el propietario de los perros llegó al lugar se encontró a los dos animales muertos: la hembra con un disparo en el abdomen y el macho con varios disparos. Junto a los animales había A. P. C. con un arma en las manos profiriendo gritos en contra de los animales y del propietario. Según explican, acusaba el perros de querer atacar a un ternero, pero "no había ningún indicio de ataque" y, además, según el propietario, que es educador canino, "eran perros del todo sociables".

El comunicado de la plataforma añade que el propietario "lleno de rabia y dolor" decidió ir a denunciar los hechos y que cuando volvió con los Mossos, el presunto autor de los disparos estaba cargando los dos perros en una furgoneta, "seguramente con la intención de hacer desaparecer los cuerpos", sospechan. La plataforma espera que después de las primeras declaraciones del lunes, se juzgue a A. P. C. por la muerte de los dos perros y que se le condene porque no hay nada "que pueda justificar la cruel acción cometida".

"Si es así, la gente animalista, aunque dolida y triste, respirará aliviada porque se habrá demostrado que la Ley de Protección no es papel mojado, sino que se aplica la sanción correspondiente a la falta cometida por ejemplo y protección de todos : animales y personas", termina su escrito.

0 Comentarios
cargando