Los distritos industriales, claves en integración inmigrantes, según estudio

Se lee en minutos

EFE

Las zonas industriales especializadas en fabricar y comercializar un mismo producto final son decisivos en cómo se integran las personas inmigradas en un nuevo destino, según un estudio de la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) y de la Universidad Jaume I de Castellón (UJI).

Los investigadores han estudiado qué favorece que la población migrada se integre con éxito en la localidad de destino, a partir del caso real de los habitantes rumanos de Castellón de la Plana, donde los habitantes de esta nacionalidad llegaron a suponer el 14 % del total de la población en 2012.

Los distritos industriales son zonas que fabrican y comercializan un mismo producto, como es la cerámica en Castellón de la Plana.

El trabajo ha permitido identificar qué características favorecen que los nuevos habitantes de una población acaben integrándose en su tejido económico y social sin muchas dificultades y ha permitido elaborar un modelo general de interacción entre los diferentes aspectos que intervienen.

Así, las características de formalidad o informalidad laboral del propio distrito industrial, junto con la situación legal y la orientación emprendedora de los inmigrantes, interactúan con las propias instituciones creadas por los inmigrantes a nivel local, para definir de qué manera estas personas se acaban insertando en la economía y la vida de las localidades de destino.

En el caso de Castellón, según el estudio, el alto nivel de empleo formal de la economía de la cerámica, distribuida en diferentes localidades de La Plana, proporcionó estabilidad y continuidad a personas inmigrantes rumanas (y no sólo de esta procedencia).

A esta influencia positiva del sector industrial se añadió la existencia de un conjunto de instituciones cívicas y religiosas de origen rumano, a las que apoyaban el Consulado de Rumanía en Castellón y las administraciones locales.

El estudio ha constatado que todo ello aumentó la capacidad de absorción de ciudadanos de esta nacionalidad, que, comparativamente, hallaban unas condiciones más favorables que otros colectivos.

Noticias relacionadas

"Hasta ahora el papel de los distritos industriales ha sido ignorado en el estudio de cómo se establecen los núcleos de población inmigrada. Este caso es un ejemplo de éxito y un hecho destacable en un contexto en que otras concentraciones migratorias de una nacionalidad han experimentado situaciones conflictivas en otros distritos industriales", ha explicado el investigador de la UAB y uno de los autores del estudio, José Luis Molina.

"Nuestra investigación también demuestra cómo la crisis económica reafirmó la voluntad de considerar Castellón como la nueva base a partir de la cual buscar ocupación por temporada o provisional en otras provincias, o países, para acabar volviendo en el momento en que mejoraran las condiciones, como, de hecho, está pasando ahora", ha añadido el investigador de la UJI y coautor del trabajo, Luis Martínez Cháfer.