Ir a contenido

CONSUMO DE ANTIBIÓTICOS

Las 'superbacterias' matan a 35.000 personas al año en España

La cifra de fallecidos por la bacterias multirresistentes es 30 veces superior a la de los accidentes de carretera

Los autores del estudio lanzan la voz alarma y reclaman más fondos para luchar contra la creciente amenaza

Manuel Vilaseró

Preparativos de una intervención quirúrgica.

Preparativos de una intervención quirúrgica. / JOAN CORTADELLAS

Las infecciones producidas por las denominadas bacterias multirresistentes (BRM) causan cada año la muerte de 35.400 personas en España, 30 veces más que los accidentes de carretera. El dato figura en un estudio epidemiológico pionero llevado a cabo por la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC), que durante la presentación del mismo ha exigido a la Administración la urgente puesta en práctica de "acciones para resolver este grave problema de salud".

Las estimaciones manejadas hasta ahora ofrecían cifras mucho más reducidas. La Agencia Española del Medicamento calculó en un informe del 2015 que fallecían unas 3.000 personas al año. En el 2007 la Unión Europea estimó en 25.000 las muertes al año en todo su territorio y predijo que el año 2050 la mortalidad en el continente alcanzaría el millón de personas.

Lo que está claro es que se trata de un problema creciente, causado por el uso abusivo de los antibióticos, en cuyo consumo España tiene el dudoso honor de ser el primer país del mundo sin ninguna razón epidemiológica que lo justifique. La OMS alertó en el 2014 que la infecciones por 'superbacterias' eran una de las principales amenazas para la salud mundial.

Ni un euro en los presupuestos

Frente a esta amenaza creciente, no parece que la Administración esté reaccionando adecuadamente. "En los Presupuestos Generales del Estado de este año no hay ninguna una partida destinada al Plan Nacional de Resistencias a los Antibióticos (PRAN), aprobado hace cuatro años", ha denunciado el presidente de la SEIMC, José Miguel Cisneros. El plan prevé el aumento de recursos humanos y técnicos destinados  a hacer frente a esta problemática pero la financiación necesaria no ha llega.

El estudio de la SEIMC se ha llevado a cabo en 82 hospitales de toda España la semana del 12 a la 18 de marzo de 2018. Durante este periodo se registraron todos los pacientes atendidos por infecciones de los 11 tipos más frecuentes de bacterias contra las que no son útiles los antibióticos usados habitualmente así como las muertes de los mismos producidas en los 30 días siguientes.

Mortalidad del 20%

Durante esa semana se contabilizaron 903 ingresados, de los cuales 177, casi el 20%, fallecieron en el mes posterior al diagnóstico. Extrapolando estas cifras al resto de la red sanitaria y al conjunto del año, el informe llega a la estimación de que en el 2018 los pacientes afectados alcanzarán los 180.600 y el número de fallecidos 35.400.

La mortalidad causada por estos microorganismos, del 20%, es superior incluso al de otras enfermedades infecciosas que siembran el pánico y llevan a adoptar medidas de emergencia, como el ébola, cuando es tratado en el entorno sanitario de los países occidentales. De continuar así, se estima que en el 2050 el número de fallecidos por esta causa superará a los que provoca el cáncer y se convertirá en la primera causa de muerte por enfermedad.

Contra lo que pueda pensarse, las 'superbacterias' no afectan a un determinado perfil de paciente. Siendo cierto que las personas más sensibles son las que sufren algún tipo de inmunodepresión o las que están ingresadas en un hospital, el estudio confirma que afectan a pacientes de todas las edades. "Ninguna persona está libre de ser infectada. Cualquiera de nosotros puede sufrirlo", ha asegurado Cisneros. Incluso cuando una persona toma antibiótico y genera multirresistencias en su flora intestinal, puede transmitir la bacteria a las personas con las que convive, ha explicado.

Lavarse las manos

En este sentido Ángel Asensio, portavoz de la Sociedad Española de Medicina Preventiva, Salud Pública e Higiene (SEMPSH)  ha subrayado, en este sentido, la importancia de una correcta higiene y la importancia de lavarse las manos, también en los facultativos en los hospitales, donde sólo el 40 % de los médicos se las limpia con alcohol después de tratar a un paciente, como está prescrito.

Del registro en el que se ha basado el estudio se desprende que las infecciones más frecuentes fueron son las producidas por la escherichia coli (233 pacientes), las pseudomona aeruginosa multirresistente (103), la klebsiella pneumoniae con BLEE (85) y la klebsiela pneumoniae con resistencia a carbapenem (36). Las infecciones más comunes fueron las urinarias, las intraabdominales y las neumonías.

Las asociaciones de pacientes que han participado en la presentación del estudio han destacado la importancia de educar a la población en el uso correcto de los antibióticos. "En España la pregunta más habitual al médico es ¿porque no me da antibióticos? En otros países es la contraria:  ¿porque me receta antibióticos? Hay que cambiar la mentalidad", ha resumido uno de sus portavoces. 

El plan aprobado hace cuatro años, y que no dispone aún de financiación, prevé campañas de información a la población y la formación de los médicos de atención primaria y hospitalaria.   

La asignatura pendiente de la especialidad de Enfermedades Infecciosas 

Una de las reinvidicaciones del sector es que España deje de ser una excepción en los países de su entorno y cree de una vez la especialidad de Enfermedades Infecciosas. Pese a estar instaurada en los hospitales desde hace años, se tiene que nutrir con médicos que se ha formado de forma autodidacta porque no existe en la carrera.

El pasado noviembre del 2017, el Congreso aprobó instar al Ministerio de Sanidad a que creara la especialidad con un solo voto discrepante y los votos a favor del PP, PSOE, Ciudadanos, ERC, PNV y Grupo Mixto, pero su titular, Dolors Montserrat, ha desoído hasta ahora la petición.

0 Comentarios
cargando