Ir a contenido

tragedia en el 2006

Los héroes y villanos del accidente del metro de València ya tienen su cómic

Basado en el libro 'Luchando contra el olvido', recoge también el resarcimiento a las víctimas

Los políticos que intentaron tapar la tragedia aparecen con un manojo de tentáculos como cabeza

Nacho Herrero

Cristina Duran y Miguel Ángel Giner Bou, autores de la adaptación del libro de Laura Ballester, con algunos de los bocetos del cómic / MIGUEL LORENZO

Cristina Duran y Miguel Ángel Giner Bou, autores de la adaptación del libro de Laura Ballester, con algunos de los bocetos del cómic
Viñeta de El día 3 en la que aparecen las víctimas y sus familiares manifestándose sin apenas apoyos y portada del cómic

/

No todos los superhéroes llevan capa pero casi todos han pasado por las páginas de un cómic, una doble máxima que ahora se cumple también con las víctimas del accidente de metro del 3 de julio de 2006 en València y sus familiares gracias a la publicación de 'El día 3' (Astiberri).

Como casi cualquier tebeo también tiene villanos y en este caso los principales, los políticos del gobierno que encabezaba Francisco Camps, con el exconseller Juan Cotino como muñidor, lo hacen casi siempre con un manojo de tentáculos como cabeza.

"No se merecían que los dibujáramos", explica Cristina Durán, que junto a Miguel Ángel Giner Bou, su pareja, ha adaptado el libro de la periodista valenciana Laura Ballester para recoger el drama de aquella fatídica tragedia que dejó 43 muertos y 47 heridos y la trama urdida desde la Generalitat para ocultar la magnitud del desastre y las responsabilidades de la Administración pero también y especialmente la heroica lucha que la asociación de víctimas por la justicia y la reparación lograda casi una década después, impulsada por el altavoz que supuso el 'Salvados' de Jordí Évole, que también tiene su viñeta, y culminada tras el cambio de gobierno autonómico en la primavera de 2015.

Durán explica que al ver el programa pensaron que el caso se les había "colado" a ellos también. "Nos dio rabia porque somos muy activos socialmente y pensamos que teníamos una deuda pendiente", admite. Se decidieron a saldarla cuando Giner Bou asistió a la presentación de 'Luchando contra el olvido' de Ballester y la concesión del premio 'Ciutat de Palma', dotado con 10.000 euros para la edición, lo ha hecho posible.

"Hacía años que me quería acercar al libro de Laura pero sabía que me iba a afectar. Al final vino a presentarlo a la librería de Benetusser con un familiar de una víctima y fui. Cuando empezaron a hablar me di cuenta de que era una historia que se podía adaptar y en cuanto hojeé dos o tres páginas me decidí" recuerda. "Cuando llegó a casa ya había tomado la decisión. Sabíamos que había habido una mentira programada por parte de la Administración a gente había perdido a familiares pero hasta que no te metes dentro no te llegas a imaginar todo lo que pasó", completa Durán.

Que se sepa qué pasó

Creen que el cómic permitirá que la historia llegue a otros públicos y así reforzar el que siempre ha sido el objetivo de la asociación de víctimas. "Que se sepa lo que pasó y que si vuelve a haber una desgracia parecida, como sociedad estemos alerta", remarca Durán.

El formato, apuntan, también da para introducir nuevas "emociones" que el libro y el documental que se estrenó hace un año no pueden recoger. Giner Bou remarca que han apostado por la "sutileza", especialmente en las escenas más duras. "Cuando lees el acta del túnel es dantesca, o también la llegada de las familias al depósito de cadáveres. Hablando con las víctimas decidimos que no íbamos a dibujarlo de manera directa", cuenta Durán. Por ejemplo, para narrar la identificación de los fallecidos y al mismo tiempo implicar a los lectores, apostaron por una viñeta gigante y decenas de carteles con rótulos como 'tu padre', 'tu hermana' o 'tu amigo'.

La familia a través de la que se cuenta la historia es una suma de varias de las que lo vivieron en primera persona y aunque la tragedia marca inevitablemente el guion también se recoge la recompensa moral que obtuvieron. Y si hay una viñeta que lo muestre es la de la plaza donde se habían manifestado durante meses con más críticas que apoyos, a rebosar tras la emisión de 'Olvidados'.

0 Comentarios
cargando