Ir a contenido

IMPACTO ECONÓMICO

Renfe denuncia que el vandalismo le costó 10 millones en Catalunya en el 2017

El director de Rodalies alerta de la creciente combinación entre vandalismo y violencia

Mauricio Bernal

Renfe denuncia que el vandalismo le costó 10 millones en Catalunya en el 2017

El director de Rodalies de Catalunya, Félix Martín, calificó este miércoles de “muy preocupante” la “tendencia creciente” que afecta a los actos de vandalismo en las líneas de cercanías y “la violencia” con que se perpetran, de la cual las víctimas son casi siempre los miembros del personal de vigilancia. “Actualmente, determinados actos de vandalismo se están combinando con actos de violencia”, destacó Martín después de que Renfe revelara que el vandalismo le costó a la compañía más de 10 millones de euros durante el 2017.

El grueso de esta suma, 6,7 millones de euros, fue invertida en la limpieza de los 85.000 metros cuadrados de superficie pintada por los grafiteros, unos 6.000 grafitis en total. Los problemas o daños causados por la rotura de vidrios y mobiliario, el vaciado de extintores, el uso indebido de las alarmas, el alteramiento del orden, el apedreamiento de vagones o la colocación de objetos en las vías han aumentado la factura en otros cuatro millones de euros. “Y recordemos una cosa, que además de esos 10 millones empleamos más de 14 millones en medidas preventivas”, dijo Martín en referencia a los sistemas y el personal de vigilancia.

Actuar sobre las causas

“Desde Renfe estamos empleando cerca de 25 millones y cada año más medios para corregir los efectos y prevenir algunas de estas acciones, pero creemos que lo que se debe hacer es actuar sobre las causas de la violencia –declaró el responsable–. El ferrocarril no deja de ser una extensión de la vía pública, y estos actos violentos son una extensión de los actos violentos en la vía pública. Pedimos un esfuerzo de todos los entes implicados en el capítulo social. Es necesario que haya conciencia de que estos son bienes públicos. Es lamentable que unas pocas personas, muchas de las cuales ni siquiera hacen uso del ferrocarril, que entran a hacer vandalismo y luego salen corriendo, afecten a los miles de usuarios de nuestro servicio”.

Según el comunicado que hizo público Renfe, los retardos causados por los vándalos afectaron a prácticamente 1 millón de clientes (927.000). “Procuramos que no afecte al usuario, que las acciones de unos pocos no afecten a una mayoría, pero un tren apedreado, por poner un ejemplo, tiene que pararse”. Martín destacó la “coordinación absoluta” que existe entre Renfe, Mossos y policías locales, “para agilizar las acciones y estar siempre pendientes de lo que está ocurriendo”, y dijo que aunque el vandalismo en las redes de cercanías es un problema extendido a nivel estatal, en Catalunya el problema es con diferencia más grave. Durante el 2017 Renfe tramitó 2.123 denuncias por actos vandálicos, agresiones y fraude. La mayoría, dijo Martí, suelen acabar en multas y resoluciones administrativas.

0 Comentarios
cargando