Ir a contenido

Millo justifica el retraso en el veto a los camiones en la N-340

Las bonificaciones para desviar el tráfico pesado a la AP-7 debían arrancar en enero

La vía fue escenario de un accidente con tres muertos en Comarruga

El Periódico

Los vehículos involucrados en el accidente del domingo en la N-340.

Los vehículos involucrados en el accidente del domingo en la N-340. / Silvia Jardi

El delegado del Gobierno en Catalunya, Enric Millo, se ha escudado este lunes en la "complejidad técnica" para justificar el retraso de la entrada en vigor de las medidas para retirar a los camiones de la N-340, donde el domingo se produjo un accidente entre un vehículo pesado y dos turismos que se saldó con tres muertos y tres heridos.

El acuerdo que que el tráfico pesado tenga bonificaciones al 50% en la AP-7 desde Castellón a Barcelona, de modo voluntario hasta Tarragona y, desde allí, obligatorio para liberar la N-340, debía entrar en vigor el 1 de enero. Así lo anunció el pasado otoño el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

El delegado del Gobierno justificó que el operativo no esté en marcha aún y esgrimió la "complejidad técnica" y también cuestiones de "tipo administrativo y financiero", que implica a los ministerios de "Interior y Fomento, a la DGT y a la propia concesionaria". Además, la medida, ha afirmado Trillo, "afecta a los límites provinciales" porque "lo que se quiere, y se aplicará cuanto antes, es que el acceso sea voluntario desde Castellón, porque el nudo de entrada en Tarragona tiene un problema de capacidad de acceso". Millo ha argumentado: "No se ha parado de trabajar, las cosas a veces no van al ritmo que nos gustaría". 

El secretario de Mobilitat i Transports de la Generalitat, Ricard Font, ha pedido "celeridad" al Gobierno para implementar el acuerdo que establece el desvío obligatorio. "Pedimos que se acorten los plazos (...)  La aplicación del 155 permitiría que el convenio lo firmasen los ministros De la Serna y Zoido", ha exigido en declaraciones a la ACN.

El diputado de JxCat Josep Rull, 'exconseller' de Territori, ha lamentado la no aplicación del plan.  En declaraciones a RAC-1, ha atribuido el retraso a "la aplicación del artículo 155" y ha exigido decencia política a Millo por no calcular las consecuencias de las medidas de la Generalitat paralizadas por el Gobierno central.  A lo que el Gobierno ha respondido que los retrasos no tienen nada que ver con el 155.

Carta de los alcaldes

Los alcaldes del Pacte de Berà, tras participar en una concentración en L'Arboç, han enviado una carta al ministro de Fomento, Íñigo de la Serna, en la que recuerdan que en agosto el entonces 'conseller' Josep Rull aunció que el desvío de camiones a la AP-7 sería efectivo a partir de enero, y que en diciembre el ministro dijo que se trabajaba intensamente para materializar el compromiso, pero evitó poner fecha porque "los informes son complejos y el trámite no es sencillo".

Han recordado que 2018 se ha iniciado con un herido grave en un accidente en L'Aldea y tres muertos este pasado fin de semana en El Vendrell y que, siendo conscientes que los trámites no son sencillos, llevan años "padeciendo la siniestralidad y atascos en la vía de mayor volumen de tráfico en toda España".

Han lamentado que, cuando parecía haberse hallado una solución, "pasan los meses y la no ejecución de la mismas, que parece atascada en algún despacho, está ocasionando más muertes".

Los alcaldes han señalado que no entienden cómo no puede hacerse efectivo el acuerdo, y ha pedido que la ejecución "sea inminente para evitar más accidentes".

Los representantes del Pacte de Berà han subrayado que empiezan a tener "dudas de la voluntad política" para llevarlo a cabo, y le han pedido que ningún impedimento político ponga frenta al bienestar de la ciudadanía y el desarrollo del territorio.

0 Comentarios
cargando