SUCESO EN SANT JUST DESVERN

Una mujer acuchilla a dos compañeras de trabajo y salta de la azotea en Barcelona

La agresora se encuentra hospitalizada en estado crítico, mientras que las víctimas están fuera de peligro

La mujer, con una actitud modélica hasta ahora, se reincorporó a su puesto hace 2 meses tras ser madre

El edificio de Sant Just Desvern donde se han producido los hechos.

El edificio de Sant Just Desvern donde se han producido los hechos. / DANNY CAMINAL

Se lee en minutos
G. Sànchez / V. Vargas

Una mujer se encuentra en estado crítico tras agredir con arma blanca a dos compañeras de trabajo y saltar desde la azotea del edificio en el que se ubica su empresa, la firma Sunstar, en Sant Just Desvern (Barcelona). Las dos víctimas de la agresión han sufrido heridas superficiales y se encuentran fuera de peligro tras recibir atención médica.

La mujer se había reincorporado a su empleo hacía menos de dos meses, tras dar a luz a un bebé y completar la baja por maternidad. "Algunos de sus compañeros explican que llevaba días con una actitud un poco rara, pero que nada hacía pensar ni por asomo una reacción tan virulenta", explica un empleado del edificio Euro 3, donde se ha registrado el suceso.

Empleada veterana y "modélica"

Por lo demás, era una empleada "modélica", que nunca había tenido el menor problema en su empresa, dedicada a productos de higiene bucal, según otros testimonios. Era una de las más veteranas de la firma, con una decena de años de trayectoria, según otros inquilinos del edificio de oficinas.

Sin embargo, este miércoles por la tarde se ha levantado de su silla y, sin mediar palabra, ha blandido un cuchillo y ha atacado a dos compañeras. Una de ellas ha sufrido heridas en el cuello, y la otra en el brazo, pero han podido evitar males mayores. Los demás compañeros se han retirado al paso de la mujer, que ha subido desde la sexta planta donde está la compañía hasta la azotea, un par de niveles por encima.

El sistema antiincendios amortiguó el golpe

Noticias relacionadas

Desde allí se ha arrojado al vacío por la parte trasera del edificio y ha impactado con la base del sistema antiincendios del bloque, la que sirve de conexión para que los bomberos enchufen la manguera en caso de fuego en el edificio. Dicha base ha amortiguado el impacto, evitando que fuera directamente contra el suelo, y ha impedido una muerte prácticamente segura. No obstante, la mujer se encuentra en estado crítico en el Hospital de Bellvitge. Las víctimas de los ataques han recibido el alta, según fuentes de la investigación

"Hemos escuchado un golpe muy fuerte fuera, y hemos quitado la música, pero al no escuchar nada más, hemos pensado que sería un accidente en la autopista [B-23], que está cerca. Pero al poco hemos empezado a ver tras las ventanas a mossos inspeccionando la zona y hemos temido que fuera un ataque yihadista otra vez, porque ya huyó uno de ellos cerca de aquí, en los atentados de septiembre. Luego ya hemos visto que retiraban el cuerpo de una mujer, que no sabíamos si estaría muerta", ha detallado un trabajador de la primera planta del bloque.