Ir a contenido

EN MELILLA

Hallado un niño oculto en el salpicadero de un coche gracias al detector de latidos

El menor subsahariano sufría entumecimiento y desorientación

La Guardia Civil ha detenido a un ciudadano marroquí por intentar introducir por la frontera de Melilla a un niño de solo 12 años. El menor viajaba oculto en el salpicadero de un vehículo de alta gama y pudo ser encontrado gracias al sistema de detección de latidos que llevan los agentes fronterizos. El uso de vehículos de lujo es lo último en el modus operandi de las mafias que trafican con personas, que intentan así no levantar sospechas. / FOTO EFE. VIDEO ATLAS

La Guardia Civil de Melilla ha encontrado a un niño subsahariano de 12 años cuando trataba de acceder de forma irregular en el salpicadero de un coche de alta gama, cuyo conductor, un marroquí de 65 años, ha sido detenido como presunto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos extranjeros.

Los hechos ocurrieron el viernes por la tarde en el paso fronterizo de Beni-Enzar, el más importante entre España y Marruecos en la ciudad autónoma, cuando un vehículo con matrícula marroquí se disponía a cruzar desde el país vecino.

Al inspeccionar el turismo con el equipo detector de latidos, un nimio detalle infundió sospechas a los agentes, lo que les produjo "sorpresa" al tratarse de un vehículo de alta gama y en muy buen estado de conservación.

Por ello, efectuaron un registro exhaustivo del interior del vehículo hasta llegar al salpicadero, de donde sacaron al niño y le auxiliaron porque sufría entumecimiento y desorientación, además de tener la respiración agitada y sudoración.

Se trataba de un varón de origen subsahariano, indocumentado, que dijo tener 12 años y proceder de Guinea Conakry.

La Guardia Civil intervino el vehículo y detuvo al conductor, un varón marroquí de 65 años, que fue puesto a disposición judicial como supuesto autor de un delito contra los derechos de los ciudadanos Extranjeros.

El menor fue trasladado al Centro de Menores de la Purísima de Melilla para su acogida, hecho que fue comunicado a la Fiscalía de Menores.

La Guardia Civil ha destacado que "las mafias no descansan en su empeño en buscar nuevos modus operandi con el único y despreciable objetivo de traficar con los seres humanos a cambio de un lucro económico".