05 abr 2020

Ir a contenido

Cerca de 200 inmigrantes intentan viajar como polizones desde Melilla

EFE

Las fuerzas de seguridad han impedido hoy en Melilla que 191 inmigrantes accedieran como polizones en barcos a la Península, de los que al menos 47 eran menores, en una operación con seis detenidos que sigue en marcha, según ha informado la Delegación del Gobierno en la ciudad.

La Policía Nacional y la Guardia Civil desarrollan desde las 00.00 horas de este lunes en Melilla la denominada Operación Feriante, para evitar que los inmigrantes accedan a los barcos escondidos en atracciones que regresan de la feria patronal celebrada en la ciudad.

Hasta las 12.00 horas, el Cuerpo Nacional de Policía ha detectado a 81 personas escondidas en el interior de estas atracciones y los vehículos que las transportan, en los registros en el recinto ferial y el puerto comercial de la ciudad, ha explicado la Delegación del Gobierno en un comunicado.

De ellas, 29 han sido localizadas por los perros adiestrados para detectar personas.

Más de la mitad, 47, son menores extranjeros no acompañados, conocidos como "menas" o niños de la calle, y de los adultos han sido detenidos seis de ellos acusados de infringir la Ley de Extranjería, por tener alguna causa pendiente o por constar una expulsión anterior de territorio nacional, según la Delegación.

Por su parte, la Guardia Civil ha impedido el acceso al puerto de 110 personas, todas ellas de origen magrebí y que "pretendían entrar en zonas de seguridad de forma irregular y la más que previsible intención de introducirse como polizones en los buques", ha indicado.

Las atracciones regresan en barco a puertos como los de Motril (Granada), Almería o Málaga, tras concluir anoche la feria patronal de Melilla.

La Policía y la Guardia Civil han reforzado sus efectivos para esta operación, que concluirá a las 24.00 horas de mañana.