Ir a contenido

FRONTERA CONFLICTIVA

La falta de agentes obliga a cerrar el paso de mercancías en la frontera de Ceuta

La medida se produce tras el éxito de los últimos asaltos al perrímetro fronterizo

El Periódico / Ceuta

Paso fronterizo de Tarajal (Ceuta).

Paso fronterizo de Tarajal (Ceuta). / EFE / REDUAN

La falta de efectivos para controlar los reiterados asaltos al perímetro fronterizo de Ceuta ha llevado a la Delegación del Gobierno de la ciudad autónoma a decretar el cierre de la entrada de mercancías a pie o en vehículos hasta el jueves de la próxima semana. Los agentes que habitualmente controlan esta actividad  han sido destinados  junto al resto de fuerzas policiales a la vigilancia de la valla y el tránsito de personas.

En los últimos días se han registrado cuatro intentos de asaltos masivos, según fuentes de la Delegación del Gobierno. El del pasado lunes culminó con la entrada a la carrera por el puesto fronterizo del Tarajal de 187 inmigrantes. Una decena de policías  absolutamente desbordados intentaron en vano frenarlos. Unos días antes, el 1 de agosto, un grupo de 73 subsaharianos logró superar el vallado fronterizo por la zona de Finca Berrocal.

Todas las fuentes coinciden en vaticinar que los próximos días se producirán nuevos intentos. Centenares de subsaharianos animados por el 'efecto llamada' de los asaltos culminados con éxito se encuentran al otro lado de la valla a la espera de su oportunidad.

Detenciones en el lado marroquí

Sus posibilidades de éxito dependerán también de la actitud de la policía marroquí. La intervención de esta ha sido decisiva la madrugada de este miércoles. En torno a un millar de subsaharianos que se encuentran en las inmediaciones de Ceuta han sido repelidos por los agentes del Reino alauita, que ha detenido a unos 120 cuando se dirigían hacia el paso fronterizo del Tarajal. Los cuatro sindicatos policiales más representativos (SUP, CEP, UPF, AUGC y UO) han coincidido en criticar la falta de medios y personal que sufren tanto Ceuta como Melilla.

El PSOE ha pedido la comparecencia en el Congreso del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, para aclarar los incidentes del pasado lunes. Las cámaras de El Tarajal captaron cómo un policía golpeaba con la porra a varios sin papeles y cómo otro los zancadilleba, lo que le ocasionó la rotura de la tibia y el peronéha. Todo ello pese a que, horas antes, el delegado del Gobierno de Ceuta, Nicolás Fernández Cucurull, había achacado estas lesiones a "la actitud violenta" de los extranjeros que "arrollaron a los agentes". 

Temas: Tarajal Ceuta