Ir a contenido

El Parlament aprueba por unanimidad la Renta Garantizada de Ciudadanía

El nuevo subsidio de 564 euros mensuales comenzará a cobrarse a partir del 15 de septiembre

Manifestación para exigir la renta garantizada, en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, el pasado diciembre.

Manifestación para exigir la renta garantizada, en la plaza de Sant Jaume de Barcelona, el pasado diciembre. / JOAN PUIG

El Parlament ha aprobado este miércoles por unanimidad la Renta Garantizada de Ciudadanía (RGC), una ayuda de 564 euros mensuales, que aumentará hasta alcanzar los 664 euros en el 2020. La retribución, que entrará en vigor a partir del 15 de septiembre, sustituirá la Renta Mínima de Inserción (RMI). conocida como Pirmi y que era de 442 euros. El nuevo subsidio permitirá luchar contra la exclusión social y garantizar una "vida digna". Los grupos parlamentarios han coincidido en calificar la aprobación de la iniciativa de jornada histórica.

La prestación la percibirán los 29.000 beneficiarios que cobran la RMI, así como todas aquellas personas que cumplan una serie de requisitos como: ser mayor de 23 años, residir en Catalunya durante un mínimo de dos años, no tener patrimonio más allá de la primera residencia y haber agotado todas las prestaciones.También podrán pedirla las familias monoparentales con contratos a tiempo parcial pero no ingresen lo suficiente.

APOYO POPULAR

El subsidio es fruto de una Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que comenzó en el 2013 y que recogió 121.191 firmas de apoyo. Diosdado Toledano, portavoz de la comisión promotora de la ILP, ha asegurado que la renta garantizada es "un avance social" y un "auténtico salvavidas" para muchas familias.

También ha recordado que un 6,7% de la población catalana vive en situación de pobreza severa y que la pobreza infantil y laboral van en aumento: "Es muy importante que nos hayamos puesto de acuerdo y ha sido posible gracias a que todos hemos hecho concesiones". Toledado y el también portavoz Sixte Garganté han comparecido este miércoles en el pleno del Parlament para abrir el debate final y han felicitado emocionados a todos los que han trabajado para que sea una realidad.