Ir a contenido

ACTO EN GIRONA

El Rey reclama que la revolución de la inteligencia artificial sea "integradora"

Felipe VI destaca la empatía y la comprensión profunda de las emociones como cualidades de los líderes del futuro

Los Premios Princesa de Girona distinguen la lucha contra el cáncer, el autismo y la pobreza

CARMEN JANÉ / GIRONA

Los reyes de España y el president Carles Puigdemont llegan a los premios Princesa de Girona.

Los reyes de España y el president Carles Puigdemont llegan a los premios Princesa de Girona. / MARINA LÓPEZ

El rey Felipe VI ha reclamado “liderazgo político y un importante grado de consenso” para lograr una educación integral y de base humanista que prepare a los jóvenes para la transformación que están creando los avances de la inteligencia artificial en la industria, los servicios y el empleo, durante la entrega de los premios de la Fundació Princesa de Girona, este jueves en un abarrotado Palau de Congressos de la ciudad.

El monarca, en una ceremonia que premió a proyectos de investigación basados en datos masivos ('big data') y a entidades dedicadas al desarrollo social, reivindicó el papel de la filosofía, la ética, la psicología, la sociología y el derecho en este proceso “para fijar las reglas de convivencia y los límites del mundo robótico”. Y pidió una tecnología “al servicio de los demás” y una sociedad digital “integradora e inclusiva”.

En un retrato que podía leerse casi como un manual para nuevos líderes no tan futuros, Felipe VI fijó como próximas habilidades “la empatía, la flexibilidad, la comprensión profunda de las emociones, la responsabilidad personal y social, la capacidad de reflexión o la proactividad”. Ante el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a quien el día anterior había recordado en el Congreso de los Diputados  “la necesidad de ajustarse a la ley”, este jueves en la ciudad de la que fue alcalde le recordó que “solo podemos tomar buenas decisiones si conocemos los hechos, las alternativas y las consecuencias”. Hablaba stricto sensu de las decisiones sobre el futuro del empleo de los jóvenes, pero la receta tenía más alcance.

Felipe VI, en un discurso que alternó catalán, castellano e inglés y que comenzó felicitando al Girona FC por su ascenso a Primera División, también insistió en el compromiso de la fundación que lleva el título de la heredera de la corona “con Girona, con Catalunya", que quiere decir “creer en esta tierra y quererla”.

LECCIONES DE BANDERAS

El acto de entrega de premios contó también con los testimonios de Antonio Banderas, que reclamó no ser impaciente para alcanzar el éxito, el científico Carlos López Otín y la periodista Julia Otero.

Los premiados este año abarcan varios ámbitos de la investigación social y el arte que encuentran su aplicación en la acción social. El de Investigación Científica ha sido para el ingeniero computacional gallego Héctor Gómez, que ha creado un marco de programación, Music, que sirve para identificar los posibles indicadores del cáncer de próstata y predecir su evolución en tumores. Es el uso del big data a la investigación médica, una de las aplicaciones más novedosas de la inteligencia artificial. Gómez Díaz está entre los investigadores jóvenes más premiados y ha sido seleccionado como “innovador menor de 35 años” por la MIT Technology Review.

También sobre investigación sobre tumores, aunque en este caso fármacos para combatirlos, los Princesa de Girona distinguen a Damià Tormo, un investigador valenciano promotor de una empresa farmacéutica de tecnología puntera, Artax Biopharma, y de un fondo de inversión en la misma área, Columbus Venture Partners.

AUTISMO Y DESARROLLO

La labor de Miriam Reyes sobre el autismo también ha merecido premio. Reyes cambió la arquitectura de alto nivel (trabajó en Herzog&De Meuron en Basilea) por la cooperación en Burkina Fasso. Es fundadora de Aprendices Visuales, una pequeña oenegé que trabaja en el desarrollo de las capacidades de los niños con trastorno autista.

La oenegé británica Teach a Man to Fish (Enseña a un hombre a pescar) se lleva el premio internacional en su primera edición dedica a las entidades porque hasta ahora se distinguía el trabajo de los organismos. Teach a Man to Fish lleva una década trabajando en proyectos de desarrollo en América Latina, Asia y África de gran alcance. Su tarea llega cada año, según sus datos, a 50.000 estudiantes y mil escuelas.

Y como artista, los Princesa de Girona han premiado la apuesta por la innovación social del escenógrafo Juan Zamora, autor del montaje teatral ‘Lorca al vacío’ de la compañía La Sociedad Cervantina, una obra que quiere mostrar el lado más experimental del dramaturgo y poeta granadino, y la firma de moda Redhero, además de sus propias instalaciones artísticas.

0 Comentarios
cargando