Ir a contenido

20 años para el autor del crimen del cementerio de Figueres

El asesinato de un hombre por disparos de otro de un clan rival desencadenó una guerra que duró días

Destrozos en una casa de miembros de los clanes gitanos que se enfrentaron en Figueres en el 2013.

Destrozos en una casa de miembros de los clanes gitanos que se enfrentaron en Figueres en el 2013. / ICONNA / JORDI RIBOT

La Audiencia de Girona ha condenado a 20 años de cárcel a Juan F.C., del clan de los Cortés, por matar a tiros un miembro de otro clan gitano durante la mañana del 1 de noviembre de 2013 en los alrededores del cementerio de Figueres, en presencia de la mujer y de dos hijos de la víctima.

La sentencia --que le impone 19 años de cárcel por un asesinato con alevosía y otro año por tenencia ilícita de armas-- concluye, tras el veredicto del juzgado, que disparó a la vícitma con la intención de acabar con su vida, y que murió por los múltiples disparos recibidos en una situación en la que tenía posible defenderse.

El crimen se produjo de forma gratuita, sin que hubiese razones aparentes que pudieran justificarlo desde el punto de vista del razonamiento criminal, y lo cometió en presencia de la mujer de la víctima --que estaba embarazada-- y de dos de sus hijos, sostiene la Audiencia. La muerte desencadenó después una auténtica guerra entre clanes, en la que familiares de la víctima atacaron la casa del hermano del detenido y otra pocos días después.

El tribunal del jurado no vio probado que el también acusado en la causa, Vicente F.C., hermano del condenado, le diese el arma para disparar, ni tampoco que el crimen se produjera dentro del profundo enfrentamiento que tenía el clan de los Gabarre, al que pertenecía el fallecido, con el de los Cortés, del que formaba parte el asesino.

En el juicio, Juan F.C. reconoció ser el autor de los disparos: un total de diez tiros con el que casi vació el cargador de la pistola semiautomática con la que cometió el crimen.