El estafador de mujeres también engañó a hombres

En Zaragoza fue juzgado en el 2011 por timar a cuatro varones a quienes engañó con pisos inexistentes en Barcelona

La identidad falsa que adoptó entre el 2006 y el 2008 era la de un hijo de padres ricos que trabajaban en Brasil

Francisco Gómez Manzanares en un ’selfie’ que mandó a una de sus víctimas mientras conducía. 

Francisco Gómez Manzanares en un ’selfie’ que mandó a una de sus víctimas mientras conducía.  / EL PERIÓDICO

2
Se lee en minutos
GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

El estafador Francisco Gómez Manzanares se especializó en seducir a mujeres para quedarse con todo lo que tenían en la etapa más reciente de su trayectoria delincuencial. Tras salir de la cárcel de Burgos, entre el 2015 y el 2017 --fue detenido por los Mossos d'Esquadra el 11 de marzo de este año--, atacó exclusivamente a féminas a las que previamente les hizo creer que estaba enamorado de ellas. Las siete denuncias que constan desde que salió de prisión, seis en Catalunya y una en el País Vasco, han sido presentadas por mujeres. Antes, sin embargo, no le hacía ascos a los hombres. De hecho, la mitad de las víctimas a las que timó en Eibar y en Zaragoza eran varones

FORTUNA FAMILIAR EN BRASIL 

Tras embaucar a siete personas en Eibar, Gómez Manzanares tuvo que huir. Se refugió en Zaragoza. En casa de una farmacéutica con la que ya había comenzado desde Eibar y a escondidas otra --presunta-- relación sentimental. A la capital aragonesa llegó con los bolsillos cargados de dinero amasado gracias a bonos y pisos inexistentes que 'vendió' a sus víctimas vascas. Para su nueva vida, buscó una nueva identidad. Como tenía dinero, y eso no podía esconderlo, se olvidó de su pasado de piloto de avión y de su trabajo en la Fórmula 1. Ante su comunidad de vecinos optó por presentarse como el hijo de unos empresarios vascos que habían hecho fortuna con negocios en Brasil.

Uno de los hombres que sufrió sus timos es Javier (nombre falso), que ha contactado con este diario para explicar cómo fue el paso de este estafador camaleónico por Zaragoza. Según cuenta Javier, Gómez Manzanares allí tenía un garaje con varios coches de lujo que nunca utilizaba por miedo a que le detuvieran y le pidieran el DNI. En Eibar había acumulado varias denuncias y sabía que la policía lo buscaba. Con su novia actual, "se iban cada dos por tres a hoteles de lujo y allí vivían a cuerpo de rey", recuerda. Pero tampoco reservaba ninguna habitación con su nombre real y se registraban únicamente con el de ella. Javier recuerda también que Gómez Manzanares jugaba compulsivamente a las máquinas tragaperras. 

PISOS EN BARCELONA

Gómez Manzanares en esta ciudad, entre el 2006 y el 2008, siguió haciendo lo que mejor sabe hacer. A Javier, su vecino, le propuso un negocio inmobiliario. Le habló de una promoción nueva que se estaba construyendo en una zona del Port Olímpic de Barcelona. La inversión requería un pago de más de 60.000 euros. No solo engañó a Javier. A través de este convenció también a su mejor amigo --ya difunto--, que también puso otros 60.000 euros para invertir en la camama.

"Montó un viaje a Barcelona para enseñarnos los pisos por dentro", recuerda ahora, casi 10 años más tarde. "Curiosamente", ironiza Javier, el hombre de la promoción que iba a mostrarlos "no pudo venir a última hora". Poco después, Javier entendería que, en realidad, si no vino fue porque no existía. Ese día, en cambio, Gómez Manzanares, visiblemente molesto por el cambio de planes, les dio todos los detalles de la 'compra' que iban a hacer desde la calle. 

Noticias relacionadas

El dinero que le dieron, unos 120.000 euros en total, se lo quedó Gómez Manzanares, que les fue dando largas cada vez que Javier y su amigo sacaron el tema. Al resultó imposible ocultar que los había estafado. Javier avisó a la novia de Gómez Manzanares, la farmacéutica, de que iba a denunciarlo a la policía. Antes de que pisara la comisaría para querellarse, la farmacéutica se avanzó y presentó una demanda contra su novio. Poco después, Gómez Manzanares fue arrestado por la Policía Nacional. 

  

Temas

Estafas