07 ago 2020

Ir a contenido

CRECE LA LISTA DE DAMNIFICADAS

Aparece la 23ª víctima del estafador de mujeres: "Me arruinó económica y emocionalmente"

En prisión desde hace un mes, se desconoce la cifra real de engañadas por un embaucador hiperactivo

Ha fingido ser piloto, rescatador de Salvamento Marítimo y, últimamente, miembro del cuerpo técnico del F.C. Barcelona

GUILLEM SÀNCHEZ / BARCELONA

Francisco Gómez en una fotografía que envió a una de sus víctimas. 

Francisco Gómez en una fotografía que envió a una de sus víctimas. 

Dos nuevas víctimas de Francisco Gómez Manzanares (Vitoria, 1974) han contactado con este diario tras la publicación de la noticia: "El estafador que seducía a las mujeres". María (nombre falso), por fortuna, cortó la relación justo a tiempo y escapó indemne. A Laura (nombre también falso) la atrapó sin piedad y ha perdido más 170.000 euros. Esta mujer vasca se ha convertido en la víctima número 23 de un maltratador psicológico que destroza internamente a las mujeres. 

"Me ha dejado en la ruina económica y emocional", balbucea Laura, de baja laboral y en tratamiento psiquiátrico desde entonces. Lo más duro no fue descubrir que Francisco nunca la había querido. Ni siquiera tener que aceptar que se había quedado con todos sus ahorros. Lo peor es que ese dinero era también de sus padres, que habían reunido esa cantidad "con mucho esfuerzo". "Se lo ha quedado todo, y lo ha conseguido a través de mí", resume en una reflexión que conjuga el desamor y la humillación con la culpabilidad de saberse el anzuelo a partir del que Francisco ha arrastrado a toda una familia "humilde" hasta la bancarrota.

Francisco cazó a Laura en octubre del 2016. En esta etapa, el camaleónico mangante había mutado de nuevo. Ni era un piloto de una línea comercial, ni un sargento de Salvamento Marítimo. Entonces fingía ser un destacado miembro del cuerpo técnico del F.C. Barcelona. Para sustanciar la ficción del Barça vestía siempre prendas del equipo blaugrana. Y a María, por ejemplo, la citó en el Camp Nou. "Me saludó desde dentro del recinto del estadio, iba vestido del Barça y me dijo que se cambiaba y salía en 15 minutos". 

ATRÁPAME SI PUEDES

Francisco, que a sus víctimas les decía que se llamaba David, fue arrestado por primera vez en Vitoria a los 20 años. Desde entonces, ha sido detenido en 16 ocasiones. Siempre por estafa. "Tienes que ver 'Atrápame si puedes', es una gran película", le soltó en una ocasión a Laura. En esta película Leonardo Di Caprio es Frank Abagnale Jr., un estafador que antes de cumplir los 18 años ya había logrado desquiciar al FBI. Abagnale, como Francisco, empezó fingiendo ser piloto.

"Le encantaba el cine, a veces, íbamos a ver dos películas el mismo día", detalla Laura. "Había memorizado diálogos enteros de varias películas", confirma Esther, otra víctima de Barcelona. No parece descabellado afirmar que el material a partir del que se construía una vida entera proviniera del celuloide. Lleva desde 1994 engatusado a mujeres de distintas regiones de España. Hay denuncias presentadas en Vitoria -su ciudad natal-, OrenseMadridAlmeríaZaragoza, San Sebastían, Burgos y Barcelona. El amante apócrifo tiene 23 víctimas confirmadas. Podrían ser muchas más. 

EL PADRE DE MESSI

A Laura le contó que había estado muchas veces en Nueva York. En uno de estos viajes, en enero del 2009, aseguró haber presenciado el amerizaje de Chesley Sullenberger sobre el río Hudson, el mismo que Steven Spielberg llevaría al cine bajo el título de 'Sully'. Le propuso que viajaran de nuevo a NY. Porque esta ciudad sería distinta si la visitaba "con la mujer de su vida". Simuló una llamada, ante Laura, a la agencia de viajes del F.C. Barcelona. Consiguió reserva en "los mejores hoteles de Manhattan". Costaba 2.900 euros por persona. Laura pagó su parte. Pero Francisco lo canceló porque, según le dijo, tuvo que hacerse cargo del padre de Leo Messi, que estaría por Barcelona durante esas fechas.

Las primeras tres citas de Laura fueron en Zaragoza. Tres fines de semana. Se alojaron en un hotel de la cadena NH. En los tres encuentros se buscó una excusa para presentarse en el hotel con una hora de retraso. Laura ahora sabe que lo hacía para dejar que el ingreso en el NH se realizara únicamente con el nombre de ella.

Francisco ha simultaneado varias relaciones al mismo tiempo. A todas las bombardeaba por el teléfono móvil. Y se enfurecía si no le respondían enseguida. Ese era el problema, dividia las horas del día por presas y si estas no estaban por él cuando él lo requería, su agenda diaria enloquecía. "Yo vivía encadenada al teléfono", recuerda Laura. "No me haces ni caso, ya no me quieres, vete a saber si me la estás pegando con otro", le repetía simulando una escena de celos que las confundía por completo.

LA ESTAFA 

A Laura le vendió bonos bancarios por valor de 40.000 euros en dos ocasiones. "Hasta ahora no había notado la diferencia de clase que hay entre tú y yo", le dijo cuando ella pidió algún documento que probara la inversión. "Así se hacen los negocios, tú no lo sabes porque eres una ignorante”. Laura lo admite sin tapujos: "Me tenía anulada psicológicamente".

Después de los bonos, la lió para que compraran un piso a medias en Barcelona. Se agenció otros 45.000 euros. No se detuvo ahí, y se llevó otros 45.000 euros consiguiendo que Laura convenciera a su hermana para repetir la misma inversión. Siempre aparentaba estar negociando a través del teléfono delante de ella. O hablando con su madre, con su hermana o con su sobrina. Por quienes sentía "devoción". Pero no había nadie al otro lado del teléfono. 

Laura terminó peleándose con su hermana, recuerda hora entre lágrimas, cuando esta le pidió algún documento después de entregar todo el dinero que le quedaba. La víctima número 23 ya ha denunciado su caso a la Ertzaintza e intuye que tiene que haber más mujeres humilladas que todavía no lo han hecho. Como hicieron Esther y Carla, concede esta entrevisa para decirles que "no están solas".