Ir a contenido

SUCESO EN LA SELVA

Una niña muere tras salir volando un castillo hinchable en Caldes de Malavella

Otros dos pequeños han sido evacuados en estado grave por los fuertes impactos recibidos

Los Mossos investigan por qué la atracción despegó del suelo, arrojando a los pequeños violentamente

Guillem Sànchez Víctor Vargas Llamas

Imágenes del castillo hinchable, grabadas hace unas semanas. / ACN/CRISTÓBAL SÁNCHEZ

Imágenes del castillo hinchable, grabadas hace unas semanas.
Operativo policial y sanitario en el restaurante de Caldes de Malavella donde se ha producido el siniestro. 

/

Una niña de 6 años ha fallecido en el Hospital Vall d'Hebron horas después de que saliese volando un castillo hinchable en el que estaba jugando junto a otros niños en el restaurante Mas Oller de Caldes de Malavella (La Selva). La menor presentaba traumatismos craneoencefálicos causados por haberse golpeado contra el suelo, al igual que otro niño de 9 años que, como ella, ha sido evacuado inconsciente en helicóptero como consecuencia de la gravedad de sus lesiones. Otra menor, de 7 años, también ha quedado malherida y ha sido trasladada en ambulancia al Hospital Josep Trueta de Girona, si bien su estado no es tan preocupante.

A ese mismo centro se ha evacuado a otros cuatro menores, de entre 3 y 11 años, que también jugaban en la atracción. De ellos, una niña de 7 años se encuentra en estado menos grave, mientras que los otros tres están afectados por heridas leves, según Protecció Civil. Todos los chicos sufren politraumatismos de diferente consideración a causa de los impactos.

Una pesadilla para los padres y los dueños del restaurante

El suceso que han vivido las familias que comían este domingo soleado en el restaurante del Mas Oller se parece mucho a la peor pesadilla de cualquier padre. El choque emocional que han recibido resulta difícil de imaginar: del júbilo de los pequeños que jugaban en el castillo hinchable se ha pasado a la insoportable escena de contemplar cómo los pequeños saltaban por los aires y se golpeaban irremediablemente contra el suelo de cemento.

La atracción se ha comportado como un globo que al pincharse sale disparado en la dirección opuesta en que expulsa el aire. Y lo ha hecho sacudiéndose violentamente a los siete niños que estaban sobre él. Entre los comensales había una familia de Caldes de Malavella, cuyos dos hijos estaban jugando en la atracción. El mayor, de 9 años, es uno de los que ha quedado más malherido por el percance.

VIRULENCIA  

Fuentes de la investigación barajan dos hipótesis sobre el origen del siniestro, según el delegado de la Generalitat en Girona, Albert Ballesta: por algún problema con los anclajes del castillo hinchable o bien por otra cuestión, como una explosión. Lo que es definitivo es que la instalación ha salido volando unos 25 metros, desde la zona de hierba en la que estaba colocado hasta el tejado del restaurante. En ese trayecto, los niños que estaban sobre el castillo han salido disparados.

Los chicos han salido despedidos unos 15 metros, según los testigos del suceso

"Los chicos han ido cayendo sobre el asfalto o el cesped hasta a 10 o 15 metros. Tan fuerte han salido despedidos que ha habido unos 30 metros de diferencia entre algunos de los chicos, según nos han explicado los testigos", ha expuesto el alcalde de la localidad, Salvador Balliu

El dirigente ha explicado a este diario que, a falta de concretar las causas del siniestro, "ha habido un estallido", según le han relatado los clientes del local, que han asistido atónitos al accidente.

AMPLIO DISPOSITIVO

Hasta el lugar del siniestro, en los alrededores de Caldes de Malavella, se han desplazado siete ambulancias del Servicio de Emergencias Médicas (SEM), ocho patrullas de los Mossos d'Esquadra, cinco dotaciones de los Bomberos, agentes de la policía local de Caldes de Malavella y dos helicópteros

Además de asistir de urgencia a los pequeños, los equipos psicológicos que acompañaban a los servicios sanitarios han atendido a los familiares de las víctimas y a otros clientes, impactados por la escena que han presenciado. El accidente ha ocurrido poco antes de las 15.46 horas, cuando los servicios de emergencias han recibido el aviso.

AUTORIZACIÓN

Los propietarios han certificado que todos los permisos están en regla para alojar este tipo de instalación. El restaurante Mas Oller adquirió el castillo hinchable hace medio año, y comenzó a funcionar el pasado 14 de marzo, según anuncia el propio local en su cuenta de Facebook. El restaurante habla de la presencia de esta instalación precisamente como uno de sus reclamos para el disfrute de los más pequeños con la llegada del buen tiempo.

Los propietarios del local han acreditado que tenían los papeles en regla para acoger la instalación

El dueño del restaurante, Jaume Matas, se ha mostrado muy afectado por el siniestro y ha detallado que él no se encontraba en el establecimiento cuando se han producido los hechos. Por este motivo no ha querido pronunciarse sobre la causa del accidente, si bien ha subrayado que no es la primera vez que instala una atracción de este tipo.

Los investigadores de los Mossos d'Esquadra han recogido restos del castillo hinchable y el motor de la instalación para analizarlos en los laboratorios de la policía científica.

PRECAUCIONES

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) destaca que este tipo de instalaciones no deben estar operativas cuando el viento supera los 38 km/h, una circunstancia que no se ha producido este domingo en la zona de Caldes de Malavella, según ha confirmado el delegado del Govern.

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont ha expresado sus condolencias a la familia de la niña "por esta tragedia". "Toda la solidaridad y el afecto en estas horas tan dolorosas. Descanse en paz", ha escrito el 'president' en su cuenta de Twitter.