Ir a contenido

Aconsejan que todas las personas se hagan la prueba del VIH, al menos una vez

EFE

Todas las personas deberían hacerse la prueba sobre contagio por el virus VIH, al menos una vez en su vida, para reducir el 25 por ciento de infectados que lo desconocen, según ha aconsejado hoy Julia del Amo, especialista del Instituto de Salud Carlos III.

Del Amo, que participa en el XVIII Congreso Nacional sobre el Sida e Infecciones de Transmisión Sexual (ITS), que se celebra en Sevilla, ha defendido la conveniencia de implementar un cribado universal del VIH, sin preguntar por las prácticas o situaciones de riesgo de las personas que lo realicen, según ha informado un comunicado de este evento médico.

Este cribado universal contribuiría a disminuir el número de personas no diagnosticadas de VIH y a "complementar, pero nunca sustituir", las estrategias dirigidas a los colectivos de mayor prevalencia de esta infección.

Un estudio del Plan del Sida sobre el coste de las ganancias en salud del diagnóstico universal de la infección por VIH aconseja realizar este cribado una vez en la vida a la población general que acude al médico de Atención Primaria.

El cuanto al virus de la hepatitis C (VHC), cuya población no diagnosticada es mucho mayor que la del VIH, un cribado plantearía dificultades parecidas aunque el "estigma" asociado a la infección por VHC es menor que el del VIH, "lo que facilita la comunicación médico-paciente", según Del Amo.

La importancia de descubrir a las personas infectadas no diagnosticadas es "incuestionable", en su opinión, pues en el caso del VIH permite que inicien el tratamiento cuanto antes, lo que reduce la posibilidad de transmisión del virus, mientras que los infectados por VHC se pueden beneficiar antes de los recientes tratamientos que han demostrado que curan esta enfermedad.

Los datos más recientes sobre la magnitud del problema de la coinfección por ambos virus en España, referidos a 2015, indican que la infección activa por VHC en personas con una infección por VIH alcanza el 22,1 por ciento, según ha señalado Juan Berenguer, del Hospital Gregorio Marañón de Madrid, quien ha matizado que estos datos, "aunque recientes, no reflejan la magnitud del problema a día de hoy".

En este congreso se ha alertado del aumento de infectados por el virus de inmunodeficiencia humana (VIH) en España, que en 2016 sumó 3.428 nuevos casos, por una deficiente prevención, ya que solo un 15 por ciento de los encuestados asegura usar preservativo en sus relaciones y un 39 por ciento dice no adoptar ninguna.