Ir a contenido

Un nuevo corte de las vías en Montcada causa retrasos de una hora a 15.000 pasajeros

La población tensa el pulso con Fomento por el soterramiento del tren, que ya ha matado a 168 vecinos

ALBERT SEGURA / MONTCADA I REIXAC

Corte de las vías de tren a su paso por Montcada, este jueves.

Corte de las vías de tren a su paso por Montcada, este jueves. / JORDI PUJOLAR

El tiempo pasa y parece no moverse nada en Montcada i Reixac. "Hartos", "cansados" y "ninguneados" por el Gobierno central es como se sienten los vecinos a tenor de lo que han explicado en el homenaje a las 168 personas que han muerto en las vías ferroviarias a su paso por la población desde su instalación, organizado de manera conjunta por el ayuntamiento, la ciudadanía y la Generalitat. Al acto ha seguido un nuevo corte total de las vías, que ha causado retrasos superiores a una hora a 15.000 pasajeros. En total se han visto afectados 40 trenes de seis líneas de Rodalies.

El ambiente comienza a ser pesado en este tipo de actos, que reivindican el soterramiento prometido y acordado con el Gobierno de unas vías que cruzan el centro de la ciudad y que no solo complican el día a día de los vecinos, sino que también ponen sus vidas en peligro. El homenaje de este jueves ha contado con una representación numerosa de municipios próximos como Ripollet o Badalona, pero también de la Generalitat a través del secretario de Territori y Mobilitat, Ricard Font.

El homenaje a las 168 personas que han perdido la vida en las vías de Montcada ha culminado con la colocación de unas velas en las vallas que impiden el acceso a la infraestructura. Pero parte de los participantes han optado por hacer más visible este gesto y han decidido colocarlas encima de los raíles. Y con ello, el corte de la vía ya era una realidad.

No han sido suficientes las palabras de un agente de una empresa de seguridad privada, que ha intentado persuadir a parte de los manifestantes para evitar el corte. "¿Y estarás todos los días aquí o solo hoy para que no cortemos? ¿Estarás mañana para evitar que alguien muera atropellado?", le interrogaba un vecino. La callada por respuesta. No por falta de educación o de argumentos. Era un silencio de comprensión.

Poco a poco los vecinos han ocupado las vías, primero las de las líneas R2 y R11 y posteriormente las de la R4 y la R7, durante cerca de tres cuartos de hora. Esto ha obligado a Renfe a derivar el servicio de trenes de Rodalies por Cerdanyola y Mataró, mientras que a los pasajeros hacia Girona los ha recolocado en trenes de alta velocidad.

"Tenemos una profunda rabia e impotencia por las víctimas futuras, que todos sabemos que habrá", ha lamentado Ramon Bueno, portavoz de la Plataforma Tracte Just-Soterrament Total. En el horizonte se halla una fecha que podría suponer una esperanza para los vecinos de Montcada, el 22 de marzo, cuando una comisión técnica estudiará el proyecto que la agencia Barcelona Regional ha elaborado y que reduce de 400 millones de euros a 200 el coste del soterramiento, con un nuevo sistema constructivo pero sin prescindir de ningún metro soterrado. Pero esa fecha también podría tensar aún más el pulso con Adif si se descartara la solución.