Ir a contenido

Un crimen en Daimiel eleva a diez la víctimas de violencia machista en lo que va de año

Una mujer y su hija de 18 años, acuchillados por un marido en trámites de separación

Solo una de las diez asesinadas había presentado denuncia por malos tratos

MANUEL VILASERÓ / MADRID

Concentración contra la violencia machista en Rivas Vaciamadrid, donde se produjo el primer crimen machista del año.

Concentración contra la violencia machista en Rivas Vaciamadrid, donde se produjo el primer crimen machista del año. / EFE / PACO CAMPOS

La violencia machista está protagonizando un trágico inicio del 2017. El asesinato este lunes en Daimiel (Ciudad Real) de una mujer de 46 años y de su hija de 18 años a manos de un marido en trámites de separación ha elevado al menos a diez el número de víctimas mortales del malos tratos en lo que va de año, una cifra que estas alturas de febrero solo se había alcanzando en el 2011 y el 2016.

El agresor de Daimiel, de 57 años, ha sido detenido pocos minutos después de que hacia las 9 horas de la mañana acuchillara a las dos mujeres. Una vecina ha dado la voz de alarma a las 9.11 y cuando los agentes de la Guardia Civil han llegado al domicilio, han encontrado al presunto agresor en calzoncillos, con el cuchillo en la mano, en estado de shock. Tras ser detenido ha pasado a disposición judicial pero no declarará hasta este martes.

VISITAS AL CENTRO DE LA MUJER 

No le consta a la policía que existieran denuncia previa ni orden de alejamiento, pero sí se ha sabido que la mujer había visitado dos veces el Centro de la Mujer de Daimiel. Allí le había contado a la psicóloga que estaba en trámites de separación de una pareja con la que solo llevaba tres años de matrimonio.

Aunque el caso aún no se ha confirmado oficialmente como violencia machista, el Ayuntamiento de Daimiel ha decretado tres días de luto y la bajada a media asta de las banderas del Consistorio en homenaje a las víctimas. Los tres son de nacionalidad española. Las mujeres son originarias de Bienservida, una localidad de la sierra de Albacete.

BAJO RIESGO

Uno de los datos que distinguen los asesinatos machistas de este trágico inicio de año es la falta de denuncias previas. Solo en uno de los diez casos, la mujer había llevado su caso ante la policía. Se trata de la profesora universitaria de química de Rivas Vaciamadrid Matilde de Castrio Hernández (40 años). Tras menos de un año de relación con el Nelson Enrique Parra Tabares, de 20 años, le interpuso una denuncia por maltrato, pero no sirvió de nada. La policía calificó su caso de bajo riesgo y la orden de protección dictada no preveía medidas excepcionales. Nelson acuchilló a ‘Mati’, como así la conocían sus amigos, durante la fiesta de Nochevieja.    

Dos suicidios y un asesinato 

La autopsia de los tres cadáveres de una misma familia localizados en la tarde del domingo en el municipio pontevedrés de A Estrada ha permitido empezar a esclarecer el caso. No parece tratarse de violencia machista. La hipótesis con la que trabaja la Guardia Civil es que primero se suicidó la mujer, luego el marido presuntamente mató a la suegra y después acabó con su vida. El asesinato sería pues de violencia doméstica.

En otro de los casos, la denuncia la habían presentado los familiares de la víctima pero ésta paralizó el procedimiento al no confirmarla. En años anteriores, alrededor de un tercio de las víctimas habían presentado denuncia.

A las mujeres muertas hay que añadir el asesinato de Damaris, un bebé de casi un año, en el Hospital La Paz de Madrid por parte de su padre que arrojó junto a él al vacío para vengarse de su madre.

La subcomisión del Congreso de los Diputados encargada de alcanzar un pacto de Estado contra la violencia de género ha iniciado precisamente este lunes sus trabajos.

0 Comentarios
cargando