Ir a contenido

investigación por la muerte de una niña de 8 años

Salut atribuye a una decisión médica la tardanza de la ambulancia de Blanes

La 'conselleria' señala que el hospital no le dio la máxima urgencia

CCOO sostiene que la espera fue de cuatro horas y critica que solo haya dos vehículos pediátricos

Interior de una UCI móvil pediátrica en el Hospital materno-infantil de Vall dHebron.

Interior de una UCI móvil pediátrica en el Hospital materno-infantil de Vall dHebron. / ANDREA BOSCH

El Departament de Salut ha abierto una investigación para aclarar las circunstancias de la muerte de una niña de 8 años en el Hospital Comarcal de Blanes mientras esperaba una ambulancia pediátrica para ser trasladada al Hospital Josep Trueta de Girona. La ‘conselleria’ que dirige Antoni Comin ha admitido que el vehículo médico tardó dos horas y 18 minutos en llegar a su destino, pero también ha puntualizado que se tardó ese tiempo porque los médicos que atendían a la pequeña consideraron que la vida de la menor no estaba en riesgo y por eso solicitaron el servicio con prioridad 1 en lugar de prioridad 0, que se aplica cuando la situación es crítica.

Fuentes del Sistema de Emergencias Médicas (SEM) han asegurado que si se hubiera establecido la prioridad máxima (nivel 0), la ambulancia pediátrica habría llegado en apenas 30 o 40 minutos, "el tiempo que se tarda en llegar desde la base de la ambulancia hasta el Hospital de Blanes", han afirmado. Otra aclaración que han hecho estas fuentes es que se utilizó ese vehículo, y no cualquier otra UCI móvil (como la que, según CCOO, estaba aparcada a las puertas del propio hospital) por una cuestión de protocolo, ya que las unidades de apoyo vital avanzado pediátricas (SVAp, en sus siglas en catalán) son prioritarias para “realizar traslados secundarios e interhospitalarios”.

Salut ha explicado que la espera se prolongó desde las 5.52 horas del domingo, cuando el SEM recibió el aviso del Hospital de Blanes para trasladar a la menor, hasta las 8.10, momento en que la ambulancia pediátrica llegó al centro hospitalario procedente del Hospital del Vall d'Hebron. A las 6.18, puntualiza Salut, el SEM confirmó el Trueta como hospital de destino. Fuentes del servicio de emergencias médicas aseguran que todas las llamadas que se efectuaron están grabadas, como marca el protocolo.

Por el contrario, CCOO, que ha denunciado públicamente el caso, mantiene que la espera para la ambulancia fue de alrededor de cuatro horas y no de las dos y 18 minutos que indica Salut. “Se avisó al SEM sobre las cuatro y poco y la unidad no llegó hasta las 8. No es cierto que el aviso fuera a las 5.53”, concreta Edgar Felip, miembro del comité de empresa de CCOO, que ha precisado que fueron "unos políticos de Blanes" quienes alertaron del caso a la central sindical. 

Maria Àngels Rodríguez, responsable de Sanitat de CCOO de Catalunya, ha insistido en que hay dos versiones sobre los hechos, la del SEM y la aportada por profesionales del centro hospitalario (la que ellos defienden), que apunta que la ambulancia tardó cuatro horas en llegar.

MÁS AMBULANCIAS

El sindicato considera que el triste fallecimiento de la menor ha demostrado la falta de recursos en la sanidad catalana, ya que solo hay dos de estos vehículos pediátricos para toda Catalunya, y los dos tienen su base en Barcelona (Hospital Vall d'Hebron y Sant Joan de Déu).

"Es increíble que solo haya dos unidades en Catalunya, como mínimo debería haber una en cada provincia", sostiene Rodríguez, que señala que, en cualquier caso, en situaciones de gravedad también llegan a utilizarse los vehículos destinados a adultos. La responsable sindical considera que el caso se vio agravado al suceder de noche y un fin de semana, porque durante el día es habitual el uso de helicópteros para emergencias.

“De todas formas hay que aclarar por qué se tardó tanto tiempo, pues el desplazamiento de Barcelona a Blanes se realiza en poco más de media hora", añadió Rodríguez.

RECTIFICACIÓN DE BLANES

Desde el hospital de Blanes se ha defendido la actuación de sus profesionales y se ha mantenido que se siguieron los protocolos establecidos para tratar a la paciente. Tras intentar estabilizar a la enferma, los sanitarios optaron por su traslado al Josep Trueta, hospital de referencia de la provincia.

A las dos versiones enfrentadas sobre la tardanza de la ambulancia, se ha sumado la controversia que ha provocado un comunicado del alcalde de Blanes, Miquel Lupiáñez (que ha rectificado posteriormente) en el que ha asegurado, tras hablar con el ‘conseller’ de Salut, Antoni Comín, que este le había comentado que consideraba que para trasladar a la pequeña desde Blanes hasta el Josep Trueta no era necesaria una ambulancia pediátrica, y habría sido suficiente una UCI medicalizada (actuales SVA).

En la misma nota el Ayuntamiento de Blanes, siempre poniendo a Comín como fuente, informaba de que el resultado de la autopsia practicada a la niña indica que murió víctima de una sepsis, es decir, una infección generalizada. Horas más tarde, una nueva nota del Ayuntamiento de Blanes rectificó y negó que el ‘conseller’ le hubiera proporcionado estos datos.

Unas unidades con personal y material muy especializado

Las dos unidades de apoyo vital avanzado pediátricas de Catalunya están constituidas por un Técnico en Emergencias Sanitarias (TES), un enfermero y un médico. Este equipo dispone de una formación específica; tanto los médicos (pediatras) como los enfermeros son especialistas en atención a pacientes críticos neonatales y pediátricos, y los TES están especializados en el transporte sanitario pediátrico neonatal.

El equipamiento específico de estas ambulancias está adecuado al peso y la edad de sus pacientes, y dispone de tecnología de última generación, tanto en sistemas de monitorización como de ventilación de los enfermos y estabilización hemodinámica. Destaca la incubadora y la camilla eléctrica, con un sistema especial para soportar un máximo de 300 kilos con material electromédico, así como óxido nítrico específico para neonatos que dilata las arterias de los pulmones y 7 bombas de perfusión especial de líquidos y medicación. Los incidentes que atienden abarcan desde pacientes neonatos a adolescentes, es decir, desde unas horas de vida hasta los 18 años, y desde 500 gramos de peso hasta 80kilos.

0 Comentarios
cargando