Ir a contenido

REACCIONES AL DOBLE HOMICIDIO REGISTRADO EN LLEIDA

"Nos une una gran amistad con los agentes rurales"

El presidente de una asociación de cazadores de Vacarisses lamenta la "desgraciada acción de un loco"

Explica que a la caza le queda poco más de dos décadas porque no hay relevo generacional

Carlos Márquez Daniel

Compañeros de los agentes rurales fallecidos, cerca del lugar de los hechos, en Aspa. 

Compañeros de los agentes rurales fallecidos, cerca del lugar de los hechos, en Aspa. 

La caza parece un deporte minoritario. Si se echa una ojeada al listado de asociaciones y federaciones deportivas, resulta que hay más gente con escopeta que con un balón de baloncesto o una caña de pescar. En Catalunya hay unas 1.400 entidades futbolísticas, unas 500 de básquet, 300 de pesca y, aunque cueste de creer, más de 900 clubs de caza. En Vacarisses, de donde es natural el hombre de 28 años que se ha entregado a los Mossos tras disparar a dos agentes rurales, existen dos asociaciones de cazadores. 

Joan Santmartí preside la Societat Caçadors Vacarisses, que llegó a tener 60 socios pero hoy está cerca de la disolución. Lo primero que aporta Santmartí es su pésame a las familias por esta desgracia. En conversación con este diario, asegura que el autor de los disparos no pertenece a su club, y que es habitual que la gente del pueblo se marche fuera a cazar, "ya que aquí todo el entorno está protegido". Están rodeados por el parque natural de Sant Llorenç del Munt i l'Obac. "Un día aquí, otro allí; no hay un lugar concreto, vamos a todas partes, siempre que exista el correspondiente permiso". 

"LOS MISMOS INTERESES"

El presidente de este club asegura que esto ha sido "la acción de alguien que se ha vuelto loco". Pide, en este sentido, que se desvincule a la caza de esta tragedia. "Si hubiera sido mecánico y hubiera tenido un destornillador a mano, también lo habría usado". Asegura que los cazadores mantienen "una gran amistad con los agentes rurales", porque les unen "los mismos intereses". "Somos los primeros interesados en que todo se haga bien", sostiene.

Sanmartí se queja de la mala fama que arrastra este deporte. Una imagen negativa que, a su modo de ver, causará que la caza desaparezca "en poco más de 20 años porque no hay relevo generacional". La mediana de edad de los cazadores supera los 55 años. En España, según datos de la Federación Española de Caza, hay un millón de cazadores, 500.000 menos que antes de la crisis. La actividad de este colectivo genera, según sus cifras, cerca de 54.000 puestos de trabajo, entre directos e indirectos, y mueve en torno a 3.500 millones de euros. Solo entre el 2000 y el 2015, en España cayeron 161 millones de piezas de caza menor (codorniz, perdiz, conejo, liebre, tórtola...).

CAMPO SIN CONTROL

Paco Piera, presidente de la Federació Catalana de Caça hasta el pasado verano, explicaba a EL PERIÓDICO hace un par de años cuáles serían los efectos de la desaparición de la caza: "Si dejáramos de salir al campo durante dos años, el Gobierno tendría que crear un cuerpo especial para poder mantener los terrenos agrícolas y que se pudiera circular por la carretera". 

0 Comentarios
cargando